(CNN Español) - En 2014, un delincuente se hizo famoso por la foto de su detención. Y no por el crimen, sino por su apariencia. El hombre de 30 años fue uno de los cuatro hombres arrestados en Stockton, California, tras varios robos a mano armada y fue sentenciado a 27 meses.

Y ahora, libre y con muchos seguidores en sus redes sociales, anunció que tiene trabajo como modelo.

"Quiero agradecerle a mi familia y a todos por su amor, apoyo y oraciones. Estoy sobrecogido y agradecido por lo que viene. Estoy listo", dijo en su cuenta en Instagram, y menciona a las cuentas @jimjordanphotography@whitecrossmanagement.

Meeks se convirtió en todo un fenómeno viral después de que la policía de Stockton publicara la foto de su ficha policial. Sus ojos claros, labios pronunciados y mandíbula marcada causaron sensación: la foto recibió miles de "me gusta" y fue compartida miles de veces más.

El fotógrafo y manager Jim Jordan dijo en su cuenta (replicando la misma foto): "Feliz de reunirme finalmente con mi cliente @jmeeksofficial. Esta fue la primer foto tras su salida de prisión. ¡Muy emocionado por este hombre!"

Lo mismo hizo la agencia White Cross: "Estamos muy emocionados de recibir de vuelta a @jmeeksofficial a nuestra familia White Cross".