Un hombre observa los daños en un edificio semiderruido en el distrito de Laithi, una zona recientemente retomada por fuerzas leales al gobierno de Libia en la ciudad de Bengazi. (Crédito: ABDULLAH DOMA/AFP/Getty Images).

(CNN) – El presidente Barack Obama ha compartido su severa evaluación de sus actuales y antiguos homólogos europeos luego de la intervención de 2011 liderada por la OTAN en Libia, la cual dio como resultado la muerte del dictador libio Moammar Gadhafi.

En un perfil publicado en The Atlantic, el presidente le dijo al autor Jeffrey Golderg que el primer ministro David Cameron se "distrajo por un rango de distintas cosas" después de la operación. Cameron, al igual que el expresidente francés Nicolás Sarkozy, se llevaron la peor parte de las críticas de Obama.

Aunque Obama piensa que la intervención salió de la mejor forma posible, él considera que Libia hoy en día es un "desastre". En privado, de acuerdo con el artículo, se refiere al atribulado estado como un "espectáculo de m****a".

En una declaración a CNN, un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional trató de calificar las observaciones de Obama y aseguró que la alianza entre el Reino Unido y Estados Unidos permanece fuerte.

"El primer ministro David Cameron ha sido un socio tan cercano como los que ha tenido el presidente, y valoramos profundamente las contribuciones del Reino Unido a los objetivos que compartimos en términos de seguridad nacional y política exterior, los cuales reflejan nuestra relación especial y esencial", dijo el vocero Ned Price.

En The Atlantic, Obama dijo que tenía más confianza en que los europeos "estuvieran comprometidos a un seguimiento" debido a la "proximidad geográfica", y dice que el "desastre" se debe en gran medida a su falta de acción.

En Libia, Price mencionó que Obama había dicho previamente y continúa creyendo que "todos nosotros —incluso Estados Unidos— podían haber hecho más en las repercusiones de la intervención en Libia". Price dijo que el Reino Unido se ha "intensificado en un rango de temas", entre ellos presionar a los otros miembros de la OTAN para aumentar los gastos de defensa.

Price observó que no es la primera vez que Obama critica públicamente la intervención en Libia. Price hizo referencia a los comentarios que hizo en septiembre en la Asamblea General de la ONU, donde el presidente dijo "Nuestra coalición podría y tendría que haber hecho más para llenar el vacío que quedó".

La oficina de Cameron dijo el viernes que recibía las declaraciones de Price.

"La Casa Blanca ha dejado en claro que el primer ministro ha sido un socio tan cercano como los ha tenido el presidente, y que ellos valoran profundamente las contribuciones del Reino Unido sobre nuestras iniciativas compartidas de seguridad nacional y política exterior", indicaba una declaración en Downing Street.

La oficina de Cameron estuvo de acuerdo en que "aún quedan muchos desafíos complicados en Libia", pero hizo énfasis en que intervenir y "apoyar a civiles inocentes que estaban siendo torturados y asesinados por su líder era la acción correcta".

"Y desde la guerra civil, hemos buscado apoyar a las personas de Libia y la estabilidad en ese país", decía la declaración. "Y estamos trabajando duro para apoyar el proceso liderado por la ONU a fin de establecer un gobierno estable e incluyente que les permitirá construir un futuro pacífico". Pero a la larga, ver un resultado positivo en Libia no depende únicamente de la comunidad internacional; este proceso tiene que ser dirigido por el pueblo libio".

Athena Jones, Laura Perez Maestro y Jason Hanna de CNN contribuyeron con este reporte