En agosto 24 de 2014 el área de Napa, California fue sacudida por un terremoto de 6.0 grados en la escala de Ritcher, ocasionando daños en la región y dejando tres personas heridas.(Crédito: Josh Edelson/AFP/Getty Images/ Imagen de Archivo)

(CNN) - La falla de San Andrés tiene mala reputación, pero hay otras fallas geológicas que se encuentra en California que podrían desencadenar un potente terremoto, especialmente si tienen lugar de forma simultánea, dice un nuevo informe.

Un geólogo estadounidense descubrió que las fallas de San Andrés y San Jacinto podrían haber estallado de forma conjunta hace unos 200 años, originando un terremoto que se sintió desde el norte de Los Ángeles hasta San Diego, con base en datos históricos tomados por misioneros en esas zonas.

La falla de San Andrés, un sistema que se extiende a lo largo de más de 1.285 kilómetros y tiene una profundidad aproximadamente de 16 kilómetros, debió haber estallado desde hace mucho tiempo, la cual según los sismólogos será la causa de un potente terremoto en toda la región. Según la previsión del Servicio Geológico de los Estados Unidos, la falla produce un sismo épico cada 150 años.

Sin embargo, los científicos advierten que el próximo e inquietante terremoto podría ser más catastrófico de lo que se creía inicialmente.

A través del modelo de ruptura dinámico, se ha descubierto que la falla de San Jacinto podría desencadenarse al mismo tiempo que la de San Andrés en un solo terremoto, según Julián C. Lozos, profesor asistente de ciencias geológicas en la Universidad de California en Riverside.

"Si existe una ruptura conjunta creará un terremoto más grande, sobre todo si se empieza en la de San Jacinto", dice Lozos. "Supongamos que estás estresado y hablas con brusquedad. Entonces, también podrías estresar a tu amigo. De esa misma manera funcionan las fallas. Una estresa a la otra".

Es probable que en el pasado haya ocurrido una ruptura conjunta, explica Lozos en la revista revisada por expertos, Science Advances.

Lozos especula que el 8 de diciembre de 1812, el terremoto con una magnitud de 7,5, llamado a menudo el terremoto de San Juan Capistrano, fue el resultado de la ruptura simultánea de las fallas de San Andrés y de San Jacinto. Ese terremoto cobró las vidas de 40 personas, quienes murieron cuando una iglesia se derrumbó sobre ellos.

Inicialmente, los científicos pensaron que el histórico terremoto se originó en la falla de San Andrés luego de examinar los anillos de los árboles, pero a través de modelos de computadora, Lozos encontró que el terremoto de 1812 podría haber iniciado más al sur, sobre la falla de San Jacinto y "saltó" a la de San Andrés, lo cual resultó en un potente terremoto.

Los hallazgos son importantes, ya que podrían darles a los científicos pistas en relación a qué esperar con los futuros terremotos en la región. "El registro de terremotos pasados nos cuenta lo que indica qué podría ocurrir en el futuro porque sabemos que pasó en el pasado", dice Lisa Grant Ludwig, profesora y directora de posgrado en salud pública en la Universidad de California en Irvine.

"Este precedente conlleva implicaciones de que es posible que ocurran rupturas conjuntas similares en el futuro y que la falla de San Jacinto juega un papel más significativo en la peligrosidad sísmica al sur de California que lo considerado previamente", escribe también Lozos en el reporte.

Sin embargo, Ludwig advierte: "Ni yo ni ningún otro científico podemos decir si esto ocurrirá en un futuro cercano", dice. No podemos predecir terremotos y no podemos hacer experimentos controlados sobre terremotos en el laboratorio. Tenemos que usar el laboratorio natural de los registros históricos y geológicos de terremotos pasados".

Ludwig, quien tiene un doctorado en geología con geofísica de Caltech, dice que los hallazgos de Lozos muestran porque la gente debe considerar seriamente la posibilidad de una ruptura conjunta.

"En el sur de California, mucha de nuestra infraestructura ha sido construida para soportar una ruptura ya sea de la falla de San Andrés o de la de San Jacinto, pero no de ambas a la vez", indica.

El escenario de doble ruptura es una de las muchas posibilidades geológicas que podrían afectar a la Costa Oeste.

Aunque la falla de San Andrés ha sido considerada como una de las más potentes creadoras de terremotos en la región, hay otra línea de falla enterrada en la profundidad del interior de la Tierra. La zona de subducción Cascadia, la cual pasa desde la isla de Vancouver en Columbia Británica hasta el cabo Mendocino en California, la cual podría crear un terremoto con 30 veces más energía que la famosa falla de San Andrés.

Supongamos que estás estresado y hablas con brusquedad. Entonces, también podrías estresar a tu amigo. De esa misma manera funcionan las fallas. Una estresa a la otra

Julián C. Lozos, profesor experto de la Universidad de California en Riverside