(Crédito: Brendan Hoffman/Getty Images)

(CNNMoney) - A Bernie Sanders no le agradan mucho los multimillonarios, pero él sí le agrada a uno de los miembros más notorios del 1%.

"Bernie Sanders, sin lugar a dudas" es el mejor candidato para presidente, dijo Asher Edelman en CNBC la semana pasada. "Desde un punto de vista económico, es sencillo".

Se trata de un extraño aval para Sanders, quien quiere aumentar los impuestos a los millonarios y multimillonarios; además, está operando en una plataforma que busca disolver a los grandes bancos de Wall Street.

Edelman fue una de las principales inspiraciones para el personaje del ávido banquero Gordon Gekko de la película de 1987 Wall Street. La línea más famosa de Gekko en la película fue: "La codicia, a falta de una palabra mejor, es buena".

Eso no podría estar más lejos de lo que Sanders recalca en su campaña.

"Ya no toleraremos una economía y un sistema político que ha sido manipulado por Wall Street para beneficiar a los estadounidenses más ricos de este país a expensas de todos los demás", dijo Sanders recientemente en la campaña electoral.

Edelman hizo su fortuna en Wall Street en la década de 1980. Ha sido apodado como un "terror" y "tiburón" en la prensa. Se convirtió en uno de los mejores en la "incursión corporativa", o en la compra de compañías en problemas y prácticamente las deshacía para venderlas por piezas.

Incluso impartió una clase en la Universidad de Columbia sobre cómo adueñarse de las empresas. El libro de texto era El arte de la guerra por el antiguo filósofo y general chino Sun Tzu.

Entonces, ¿cómo alguien como Edelman comienza a "sentir empatía por Bern?"

Se trata de economía básica.

Edelman cree que el problema de la desigualdad de Estados Unidos está perjudicando a la economía. Los pobres suelen gastar su dinero. A veces incluso gastan más dinero del que tienen. Por el contrario, los ricos no gastan gran parte de lo que ganan.

"Al igual que ha habido una transferencia de riqueza hasta la cima... existe una base de consumo que se está reduciendo", dice Edelman.

A él también le gustan los planes de Sanders para los bancos.

"Bernie es la única persona que creo que está hablando... de lograr que los bancos empiecen a generar de nuevo préstamos en contraposición a la especulación", dice Edelman, quien dejó Wall Street a finales de 1980 y desde entonces ha trabajado como comerciante de arte en Suiza y Nueva York.