(CNN) - La admisión de Maria Sharapova de que dio positivo en un test antidopaje llevó a las Naciones Unidas a suspender a la rusa de trabajar con la organización.

Sharapova no podrá continuar con su trabajo como embajadora de buena voluntad del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo hasta la conclusión de la investigación sobre el uso de meldonium, sustancia prohibida, en el pasado Abierto de Australia.

"El Programa de las Naciones Unidas (PNUD) sigue agradeciéndole a Maria Sharapova su apoyo a nuestro trabajo, sobre todo en torno a la recuperación del desastre nuclear de Chernobyl", dijo un portavoz del PNUD.

"Sin embargo, a la luz del reciente anuncio de Sharapova, se suspendió la semana pasada su papel como embajadora de buena voluntad de las actividades previstas mientras continúa la investigación. Le deseamos lo mejor".

La tenista de 28 años de edad, a quien se le pagó un sueldo simbólico de un dólar por su labor, dijo en ese momento que era uno de sus "contratos de mayor orgullo”.

Sharapova ha trabajado con el programa que tiene como objetivo la erradicación de la pobreza y la desigualdad durante casi una década, centrándose principalmente en ayudar a las víctimas de la catástrofe de Chernobyl de 1986.

La tenista hizo una donación de 100.000 dólares a los jóvenes sobrevivientes atrapados en el peor accidente nuclear de la historia en 2007.

La familia de Sharapova vivió 80 millas al norte de Chernobyl, en la ciudad bielorrusa de Gomel y se vieron obligados a huir a Siberia por el miedo a la radiación después del accidente.

De acuerdo con las directrices de la ONU, los embajadores de buena voluntad son "personas de integridad" que "poseen la personalidad y la dignidad requerida para tal capacidad de representación de alto nivel."

Sharapova dijo que había estado tomando el medicamento para el corazón desde 2006, pero que no leyó el correo electrónico en el que se indicaba que la sustancia pasaba a formar parte de la lista de prohibiciones a partir de enero.