El foro de CNN le da a Donald Trump la oportunidad de rebatir los esfuerzos en su contra frente a una audiencia nacional.

(CNN) - Donald Trump tiene este lunes su mejor oportunidad de calmar las preocupaciones de los conservadores acerca de su condición como el favorito, mientras que los otros cuatro candidatos –entre ellos sus rivales del partido oponente– defenderán sus opiniones en su contra el día antes de las contiendas en Arizona, Utah y, para los demócratas, en Idaho.

Trump, Ted Cruz y John Kasich del Partido Republicano y los demócratas Hillary Clinton y Bernie Sanders participaron  en un foro llamado 'Los cinco finalistas', presentado por CNN.

Esto es lo más destacado para ver este lunes y en los ajetreados días siguientes:

A favor y en contra de Trump

Los esfuerzos para detener a Trump para que no capture la nominación republicana entraron en quinta velocidad la semana pasada, cuando los líderes conservadores se amontonaron en Washington para trazar una estrategia para detenerlo, la cual iba desde negarle los delegados que necesita hasta montar una candidatura de un tercer partido.

El foro le da a Trump la oportunidad de rebatir esos esfuerzos frente a una audiencia nacional... particularmente luego de un día que se reunirá con los líderes republicanos en un intento por limar asperezas en cuanto a las preocupaciones de su candidatura.

Esta también es una oportunidad para abordar el tema que domina al mundo político: la violencia, cada vez más visible, en las concentraciones de Trump... en donde un manifestante fue golpeado y pateado en el último incidente del sábado.

Pero el favorito del Partido Republicano no asume ninguna responsabilidad.

"¿Por qué ellos nunca están con las personas malas? Esto es algo terrible", dijo respecto a los manifestantes que han interrumpido sus eventos en la cena del Partido Republicano en el condado de Palm Beach, en su centro vacacional Mar-A-Lago en Florida, el domingo por la noche.

Trump también estará terminando su discurso en el Comité de Asuntos Públicos Estados Unidos-Israel, una audiencia potencialmente difícil, en Washington, el lunes. El domingo, él se comprometió a que plantearía su plan para un acuerdo entre Israel y Palestina, un objetivo que durante décadas han eludido los líderes. Sus comentarios sobre el tema podrían dominar el día.

¿Acaso Clinton puede mantener el giro?

Hillary Clinton abandonó sus ataques contra Sanders y empezó a enfocarse más en la elección general... y luego ella perdió en Michigan y tuvo que enfocar su atención nuevamente en Sanders.

Después de sus cinco victorias de la semana pasada, Clinton está haciendo señas nuevamente de que está dirigiendo su atención hacia Trump, y dice que él no es la persona adecuada para que dirija al país.

Este es más que un esfuerzo por conseguir una ventaja en la definición de un enemigo en la elección general. Si Clinton gana la nominación del partido, ella se enfrenta a un serio desafío para transformar a los fieles y enérgicos partidarios de Sanders en partidarios de su campaña. Cuanto más golpea a Sanders, más difícil se hace ese trabajo.

Si no es mucho lo que ambos tienen en común, al menos comparten un enemigo. Y, a medida que Trump se hace más polémico –con los liberales que se involucran, cada vez más, en protestas y esfuerzos masivos para desmantelar sus eventos–, enfrentarse a él podría ser la mejor oportunidad que Clinton tiene para ganarse a los demócratas desconfiados.

Alcance religioso de Cruz, toma dos

La estrategia inicial de la campaña del senador por Texas, Ted Cruz, dependía en gran medida de su capacidad para ganarse a los votantes evangélicos en el Sur Profundo.

Eso no sucedió, ya que Trump venció a Cruz en la mayor parte de la región.

Sin embargo, ahora Cruz tiene una oportunidad para ganarse a otro grupo religioso: los mormones.

Ellos desempeñan un papel muy importante en las contiendas del martes en Utah y Arizona. También fueron clave en Idaho, donde Cruz ya ganó. El éxito del senador por Texas en el oeste podría ayudarle a tener importantes éxitos de delegados por encima de Trump.

Es por eso que él podría hacer del énfasis en la libertad de religión, un punto importante... un tema central para su campaña desde su comienzo.

"Existe un despertar y un espíritu de avivamiento... en todo este país las personas están despertando", dijo Cruz el sábado en Provo, Utah.

Sanders y la base demócrata

Esta es la gran ironía de la contienda presidencial demócrata: después de un año de ataques contra el 'establishment', las posibilidades de Bernie Sanders de ganar la nominación ahora dependen en gran medida del 'establishment'.

Esta no será una venta fácil.

Después de perder en Florida, Illinois, Missouri, Carolina del Norte y Ohio la semana pasada, el camino de Sanders hacia la nominación –incluso si los estados occidentales le ayudan a reducir la brecha de delegados– es extremadamente difícil.

El primer paso es mejorar sus acciones con los seguidores fieles del Partido Demócrata... los que hace mucho tiempo son seguidores del partido, en especial los votantes de más edad, quienes en gran medida han apoyado a Clinton.

Sanders dijo el domingo que "no le va bien con las personas mayores".

Mientras que el senador por Vermont le imploró al público de una concentración en cuanto a la importancia que tiene la participación de los jóvenes en su campaña –parte de su discurso estándar de campaña–, él se detuvo un momento y añadió: "Si puedo hacer una declaración política aquí, es interesante ver que, a medida que avanzamos en esta campaña, no nos va bien, estamos trabajando en el asunto y no sé por qué razón, no nos va bien con las personas mayores".

La defensa de Kasich

Así que John Kasich ganó Ohio y sus 66 delegados. ¿Qué es lo que sigue?

La campaña del gobernador de Ohio se trata por completo de una obra de teatro para la Convención Nacional Republicana en Cleveland... donde él espera tener la ventaja de campo que le ayudará a cortejar a los delegados que no están comprometidos, a aquellos que estaban comprometidos con Marco Rubio en la primera votación y más, a fin de incrementar su apoyo rápidamente en un enfrentamiento.

Sin embargo, para llegar hasta ese punto sin quedar bajo una presión fulminante a fin de despejarle el camino a Ted Cruz para que se convierta en la única alternativa de Trump, necesitará victorias.

Así que Kasich tendrá que diseñar una estrategia clara para los votantes y los donantes en la televisión nacional a fin de ganar estados y demostrar que no es un candidato sin posibilidades.

También vale la pena ver Kasich si cambia el tono. Hasta el momento, se ha quedado por encima de la lucha, pero ahora, la carrera se ha reducido a tres candidatos... con los otros dos que no están ni siquiera cerca de ser eliminados.

En el centro del argumento de Kasich: Él es el mejor candidato para derrotar a un demócrata en noviembre.

También es probable que él defienda la posición de que el hecho de poseer la mayoría de los delegados en camino a la convención no precisamente garantiza nada para el favorito republicano si ese candidato está por debajo de los 1.237 delegados que se necesitan para asegurar la nominación.

"Los republicanos han tenido 10 convenciones de este tipo y solamente en tres ocasiones ha ganado la persona que entra a la convención con la mayoría de delegados", le dijo Kasich a Dana Bash, de CNN, el domingo, en el programa "State of the Union". "Y tú verás que cuando llegas a una convención, los delegados se toman esto muy en serio".