Un grupo de policías monitorea la zona cercana al aeropuerto después del ataque suicida que dejó varios muertos y heridos. (Crédito: NICOLAS MAETERLINCK/AFP/Getty Images)

(CNN) - Estados Unidos y Francia han reforzado sus medidas de seguridad después de la dos explosiones que sacudieron esta mañana Bélgica y que dejan un saldo de 34 muertos por el momento.

La estación Gare du Nord en París fue evacuada después de que se descubriera una maleta abandonada. Equipos antibombas están en el lugar de los hechos.

Según la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos Barack Obama está al tanto de las explosiones y en contacto con las autoridades belgas. Se espera que se refiera a los atentados desde Cuba.

En Nueva York, la policía dijo que aumentaría la seguridad en las estaciones de metro y otras zonas sensibles de la ciudad. Funcionarios de seguridad nacional están pendientes de ataques similares después de los atentados en Bruselas. El FBI está revisando las ubicaciones de extremistas que están siendo monitoreados para evaluar cualquier posible amenaza.

Las autoridades portuarias aumentarán la seguridad en los tres aeropuertos de Nueva York: LaGuardia, John F. Kennedy International Airport y Newark Liberty en Nueva Jersey.

De igual forma se desplegaron patrullas anti-terroristas en el World Trade Center.

Los oficiales contraterroristas de Estados Unidos dijeron que se espera que se aumente la seguridad en las ciudades de alto perfil de EE.UU.

En Francia se ha aumentado la presencia policial en las calles: más de 1.600 policías están prestando guardia en el país.

La aerolínea American Airlines emitió un comunicado en el que dijo estar al tanto del incidente en el aeropuerto de Bruselas y está atendiendo a clientes, empleados y contratistas. De los dos vuelos de United que iban a llegar a Bruselas, uno llegó a las 7:01 hora local, y el otro fue desviado.

Por su parte, Delta confirmó que sus empleados en Bélgica estaban seguros y estaban trabajando para asegurar la seguridad de sus clientes. El comunicado de la aerolínea asegura que el vuelo D80 de Atlanta a Bruselas aterrizó y está estacionado en otra zona. Por el momento están determinando un plan para transportar a los pasajeros a una zona segura.

El vuelo DL42 de Nueva York a Bruselas ha sido desviado a Amsterdam.