(CNN) – Un atentado suicida causó la muerte de al menos 69 personas en la ciudad pakistaní de Lahore, dijo un funcionario del sistema de salud de Pakistán.

El ataque dejó además más de 400 heridos, informó el portavoz del gobierno de la provincia de Punjab, Jehangr Awan.

Las autoridades dijeron que la explosión fue obra de un atacante suicida y se registró en el parque Gulshan Iqbal, un centro recreativo muy popular en Lahore, una ciudad del suroeste de Pakistán.

El atentado se registró en un momento en que el parque estaba lleno de familias cristianas que celebraban la Pascua.

El primer ministro de Pakistán, Muhammad Nawaz Sharif, condenó enérgicamente el ataque y expresó su pesar por las víctimas.

Un grupo disidente del talibán pakistaní, Jamaat-ul-Ahrar, asumió la responsabilidad por el ataque a través de uno de sus miembros que lo confirmó a CNN.

El atentado estaba dirigido a personas que celebraban la Pascua, dijo el portavoz del grupo terrorista, Ehsanullah Ehsan, quien advirtió que este tipo de ataques continuarán.