(CNN) — Aunque los organizadores pospusieron una marcha el domingo en la capital belga por temores de seguridad, los que se reunieron en la Plaza de la Bolsa en Bruselas se enfrentaron a manifestantes que levantan sus brazos en un saludo nazi y gritaron consignas antiinmigrantes.

La reunión, que tuvo lugar en el distrito comercial en la capital, comenzó pacíficamente con los dolientes que colocaron flores a los pies de las escaleras que conducen a la Bolsa de Bruselas.

El estado de ánimo cambió a aproximadamente a las 14:45, hora local, cuando varios cientos de hombres ―la mayoría de ellos vestidos de negro, un puñado de ellos con las caras, total o parcialmente cubiertas, y muchos de ellos llevando bebidas alcohólicas― llegaron a la plaza.

Uno de los manifestantes generó una llamarada, y otros encendieron fuegos artificiales en la plaza. Un grupo desplegó una bandera blanca que decía "FCK ISIS" y "Casuals contra el terrorismo”.

No está claro si los grupos están relacionados, pero Casuals United es un grupo británico de extrema derecha afiliado a la Liga de Defensa Inglesa, que se opone a la propagación del islam y la ley sharia.

Los manifestantes nacionalistas corearon: "Estamos en casa", y hubo enfrentamientos menores con algunas personas en el lugar cuando pisotearon las flores, banderas y globos que colocaron en memoria de los muertos en los ataques terroristas del martes.

Los dolientes respondieron con otros cantos: "No al odio" y "Todos somos hijos de inmigrantes".

Con el apoyo de dos vehículos tácticos con cañones de agua destinados a dispersar multitudes, grupos de policías antidisturbios respondieron y metódicamente formaron una herradura alrededor de los manifestantes antiinmigrantes, acorralándolos y empujándolos hacia abajo en un bulevar cercano, lejos del monumento.

El público concentrado en las escalinatas de la bolsa de valores aplaudió cuando la policía abrió brevemente los cañones de agua contra los manifestantes.

Con Bruselas todavía en vilo después de los atentados del martes, las autoridades habían solicitado que la marcha por la paz prevista para Pascua se pospusiera, dijo la organizadora Sophie Barthelemi.

La manifestación se programó para marcar los ataques terroristas que mataron a 28 personas de diversas naciones. (Según las autoridades belgas, hasta este sábado el número de muertos informado de 31 incluía a los tres atacantes suicidas, por lo que el número de víctimas es solo de 28).

Catorce cuerpos fueron recuperados en el aeropuerto de Bruselas y otros 14 en la estación de metro Maelbeek, dijeron las autoridades.

Un sospechoso acusado

Las autoridades continuaron la compleja tarea de desentrañar la trama detrás de los atentados del martes e informaron que uno de los sospechosos ya enfrentaba  cargos por "asesinato terrorista".

La Oficina del Fiscal Federal de Bélgica identificó al sospechoso solo como ‘Faycal C’, pero las autoridades no especificaron cuál fue el papel de esta persona en los ataques en el aeropuerto y en una estación de metro.

Además de asesinato terrorista, ‘Faycal C’ enfrenta cargos de "participación en actividades terroristas" y "tentativas de asesinato terrorista", según las autoridades.

No había armas o explosivos en el hogar de la persona, el cual fue allanado por las autoridades belgas el jueves, informó la oficina. Más detalles sobre ‘Faycal C’. no estaban disponibles de inmediato.

La policía también llevó a cabo 13 incursiones en y alrededor de la capital belga el domingo, nueve personas fueron detenidas para ser interrogadas, según la oficina del fiscal federal belga.

Cinco de esas personas fueron liberadas más tarde después de "interrogatorios a profundidad", según un comunicado. Un magistrado decidirá si va a mantener a los cuatro restantes en custodia, dijo la oficina.

Las detenciones han tenido lugar también en otros países europeos.

El sábado, una persona de nacionalidad argelina fue detenida fuera de la ciudad italiana de Salerno bajo sospecha de ser parte de una red de producción de documentos de residencia falsos vinculados a los ataques de Bruselas, informó la Policía Nacional Italiana.

El argelino era buscado en Bélgica por su supuesta participación en la inmigración clandestina vinculada a los ataques de París, dijo la policía a través de Twitter.

Frederik Pleitgen, Clarissa Ward y Phil Black reportaron desde Bruselas; Don Melvin escribió desde Londres; Ray Sanchez, Greg Botelho, Steve Almasy, Nick Paton Walsh, Holly Yan, Catherine E. Shoichet, Joshua Berlinger, Mick Krever, Phil Black, Anna Maja Rappard, Paul Cruickshank, Margot Haddad, Florence Attlee-Davey y el periodista Pierre-Eliott Buet contribuyeron en este reporte.