(CNN Español) - Tras un debate que se prolongó durante más de seis horas, la Asamblea Nacional de Venezuela sancionó la Ley de Amnistía y Reconciliación, que permitirá la liberación de los opositores.

La ley debe ahora ser firmada por el presidente Nicolás Maduro, quien advirtió que la vetaría.

"Están aprobando una ley para proteger asesinos, criminales, narcotraficantes, terroristas. Esa ley por aquí no pasa", dijo Maduro, en cadena nacional, tras la aprobación en la Asamblea.

El objetivo del proyecto es la liberación de varias decenas de políticos presos, entre ellos el líder opositor Leopoldo López y del exalcalde de Caracas Antonio Ledezma.

Tras la aprobación de la ley en la Asamblea, la esposa de López, Lilian Tintori, tuiteó que la liberación del opositor estaba cerca:

El diputado opositor Juan Miguel Matheus dijo durante el debate que la Ley de Amnistía "es sinónimo de paz y justicia, es decir, lo que requiere el país".

Luego de la aprobación de la ley de amnistía, el oficialismo dijo que se trata de una trampa de la oposición para dejar en libertad a los verdaderos responsables, según ellos, de las 43 muertes y los más de 800 heridos que hubo durante las protestas antigubernamentales del 2014.

"Ustedes podrán con su mayoría aprobar esta ley, pero la historia los condenará", dijo en el debate el chavista Elías Jaua.