(CNN) -  Donald Trump se retractó de sus comentarios sobre el aborto,  después de decir este miércoles que las mujeres que abortan deberían enfrentar "algún tipo de castigo" si el procedimiento es declarado ilegal, generando una tormenta de críticas entre sus rivales, e incluso entre los principales grupos antiaborto.

Trump, quien alguna vez apoyó el derecho al aborto, ahora favorece la prohibición del procedimiento, refiriéndose al mismo como "un problema muy serio", según dijo en una asamblea ciudadana de MSNBC.

"Tiene que haber algún tipo de castigo", dijo Trump en la asamblea ciudadana.

Trump se rehusó a especificar cómo deberían ser castigadas las mujeres si se sometían a un aborto ilegal.

El favorito de los republicanos reconoció que prohibir la práctica podría llevar a algunas mujeres a buscar abortos ilegalmente.

"Bueno, vuelven a asumir la posición que tenían antes en la que solían ir a sitios ilegales, pero hay que prohibirlo", dijo Trump durante la asamblea ciudadana.

En una entrevista de 1999, Trump se denominó "proelección en todos los aspectos", aunque dijo que no le gustaba el concepto del aborto.

Posteriormente el miércoles por la tarde, Trump en un comunicado dado a conocer por la portavoz de su campaña, Hope Hicks, dijo que las mujeres que tienen abortos son víctimas y que los médicos que realizan el servicio so los que deben ser castigados. "Este problema no está claro y que debe ser regresado a los estados para su determinación. Al igual que Ronald Reagan, soy provida con excepciones, lo cual he explicado en numerosas ocasiones", agregó en el comunicado.

Los comentarios en la asamblea ciudadana fueron criticados de inmediato por los progresistas y la campaña presidencial de Ted Cruz.

La favorita presidencial democrática, Hillary Clinton, retuiteó a un reportero de NBC News, añadiendo: "Justo cuando pensaba que no podía empeorar. Horrible y revelador".

El senador de Vermont, Bernie Sanders, tuiteó: "Su principal candidato republicano, señoras y señores... da vergüenza".

Cecile Richards, presidenta de Planned Parenthood, dijo que Trump "está expresando las motivaciones de todos los políticos que votan a favor de restringir el acceso al aborto. Se trata de controlar a las mujeres".

Brian Phillips, portavoz de Cruz, tuiteó: "No lo piensen demasiado: Trump no entiende la posición provida porque él no es provida".