(CNN) - "¿Wakayama? ¿Wakaqué? ¿Wakadónde?"

Eclipsada por la vecina ciudad de Osaka, esta humilde prefectura japonesa es el hogar del supuestamente más delicioso ramen de Japón, de un festival de fuego de hace 1.700 años de antigüedad y de un gigantesco balneario al aire libre alimentado por una fuente termal.

Encontrarás mucho de lo que necesitas para completar tu experiencia japonesa en esta pequeña región en la costa sureña de la isla más grande del país, Honshu.

Estas son 11 maneras de comenzar a conocer este pequeño secreto japonés.

1. Come "el más delicioso" ramen japonés

Desde que el ramen Wakayama de Ide Shoten fue votado como "el más delicioso de Japón" por un programa japonés de cocina, este humilde puesto de fideos se ha convertido en tierra sagrada para los amantes del ramen.

El ramen Wakayama tiene una base de sopa única, hecha con un extremadamente sabroso hueso de cerdo y caldo de salsa de soja.

Pero generalmente es conocido por los locales como chuka soba —no ramen— que significa "fideos chinos" en japonés. Estos tazones humeantes de sopa con su ración suficiente de cerdo y sabor a manteca pueden convertirse rápidamente en una adicción.

Huevos cocidos y sushi de caballa en mesas son los aperitivos tradicionales. Los comensales solo tienen que informar cuánto han comido a la hora de recibir la factura.

Cómo llegar ahí: sal de la estación Wakayama JR, camina recto, luego gira a la izquierda en la carretera Kokutai. Camina en línea recta hasta que alcances Sannen-zaka Dori. Ide Shoten está a la izquierda.

Ide Shote, 4-84 pueblo de Tanaka, ciudad de Wakayama; 11:30 a.m. a 11:30 p.m., cerrado los jueves.

2. Aprende a cortar atún fresco

El sashimi de atún nunca tiene el mismo sabor después de probar la versión súper fresca en Wakayama.

Los mercados de pescado de Wakayama podrían no compartir la fama de su homólogo en Tokio, el mercado de pescado Tsukiji, pero son igual de notables.

El mercado Kuroshio-Ichiba ofrece tres espectáculos diarios de cortado de atún. Porto Europa, un parque de diversiones con temática de Europa, es otra atracción que se encuentra justo al lado.

También vale la pena visitar el mercado de pescado del puerto Katsuura, el cual se encuentra en la esquina sudeste de la prefectura, aunque solo sea famoso por transportar el atún más grande de Japón.

Después de ver la subasta diaria de atún desde el área de observación, los visitantes pueden degustar los productos —el tataki soasado, sushi o sashimi— en el pueblo de Katsuura.

Cómo llegar allí: un servicio de autobús transporta visitantes desde la estación JR Kainan (una parada desde la estación Wakayama) hasta el mercado Kuroshio-Ichiba. O toma un taxi hacia el mercado Kuroshio-Ichiba, el cual te costará 1.300 yenes japoneses (13 dólares). Para llegar a Katsuura, toma la línea JR hacia la estación Kii-Katsuura. El mercado de pescado está a cinco minutos a pie.

3. Camina por Kumano Kodo

La mejor caminata desconocida de Japón, Kumano Kodo, es la perfecta escapada a la montaña Kii.

Conformada por siete rutas de varios niveles de dificultad a través del sur de la prefectura Wakayama, la caminata originalmente fue una antigua peregrinación que conducía a tres de los mayores santuarios japoneses: Hongu Taisha, Nachi Taisha y Hayatama Taisha.

Nuestra ruta recomendada comienza desde la ciudad de Tanabe (la estación Kii-Tanabe JR) hasta Nachi Fall (la estación Nachi JR).

Las rutas fácilmente navegables están salpicadas con numerosos pueblos onsen (fuente termal), pintorescos valles y restaurantes que sirven cocina japonesa rústica.

4. Cocina 'huevos sobre una fuente termal' en un verdadero onsen

No existe mejor manera de preparar rápidamente un montón de tamago de onsen —o huevo sobre fuente termal— que de hecho hervirlos en un onsen.

Los visitantes de Wakayama pueden hacerlo en la cuenca de cocción pública en el onsen de Yunomine, la única fuente termal denominada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Todo lo que necesitas hacer es comprar huevos y otros vegetales en la tienda local cerca de la cuenca de la fuente termal —vienen pre-preparados para que los puedas cocinar en una red— y hervirlos después en la cuenca.

Los residentes locales a menudo compran aguan del onsen (1 dólares por 10 litros) para llevarlo a casa para cocinar.

Cómo llegar ahí: toma un autobús desde Tanabe (estación Kii-Tanabe JR) o Shingu (estación Shingu JR).

5. Dale un vistazo al festival de fuego de Nachi

El festival de fuego Nachi de Wakayama, realizado cada julio, celebra el regreso del dios de la cascada Nachi.

El evento de hace 1.700 años de antigüedad es considerado uno de los festivales más sagrados de Japón.

Escondido en la montaña Nachi, hogar del santuario Nachi Taisha y de las cascadas de 133 metros de altura, el festival involucra a docenas de jóvenes hombres japoneses que llevan 12 gigantescas antorchas hacia arriba y abajo de la escalera de piedra que conduce a las cataratas, quienes gritan con entusiasmo durante todo el camino.

Es todo un espectáculo (y sonido). Cada antorcha pesa cerca de 50 kilos y los jóvenes tienen que turnarse para llevar una.

Los lugareños se sientan cerca de las escaleras en la montaña para animar a los equipos. Llega temprano para asegurar una buena vista.

6. Vive como un monje

Vivir (temporalmente) en un templo se ha convertido en la última tendencia para los viajeros que visitan Wakayama.

Los jardines budistas en Koyasan tienen 52 alojamientos en el templo para visitantes que estén buscando una estancia tranquila que incluye meditación, servicios del templo, jardines budistas y cocina vegetariana.

Reserva tu estancia en el templo Koyasan y revisa los horarios de tren a Koyasan con anticipación.

7. Disfruta las fuentes termales en la naturaleza

Wakayama cuenta con una gran cantidad de sitios onsen. Saki-no-yu en Shirahama, al sur de Wakayama, es un baño público que se encuentra justo en la costa del Pacífico.

Sennin-buro en Kawayu, al sureste de la ciudad de Wakayama, es una gigantesca a 73 grados centígrados que se encuentra justo en el río. También es la piscina al aire libre más grande de Japón.

La ciudad de Katsuura cuenta con algunos onsens con increíbles vistas... el hotel Nakanoshima, en una pequeña isla frente al puerto, tiene onsens con vista al océano y hotel Urashima tiene una zona de baño antigua en una cueva.

Para una experiencia onsen menos expuesta, puedes remojar tus pies en el agua de la fuente termal mientras cenas en Ashiyu-Yokocho, un restaurante japonés/onsen para pies en Shirahama.

8. Visita Nitama, el nuevo gato a cargo de la estación Kishi

Conoce a Nitama, el nuevo jefe de estación de la estación Kishi de Japón

Tama fue una gata que salvó de la ruina financiera a la poco visitada estación de tren Kishi de Wakayama, cuando ella, de forma poco probable, fue designada la jefe de estación... convirtiéndola inmediatamente en una atracción turística.

Dado que la jefa de estación felina falleció en el 2015, su aprendiz Nitama ha tenido éxito en la posición, venciendo a muchos otros candidatos gatos para dirigir la estación de tren Kishi en el barrio rural de Kinokawa.

Cómo llegar: la estación de Kishi está a 30 minutos desde la estación central de la ciudad de Wakayama.

9. Consigue un hotel con vista al castillo en la ciudad de Wakayama

Encontrarás la mejor vista del castillo de Wakayama desde los hoteles al otro lado de la carretera.

Daiwa Roynet Hotel Wakayama y Wakayama Tokyu Inn son dos de las mejores opciones. Pide una habitación con vista al castillo al hacer una reserva.

Explora los tranquilos jardines del castillo y las vistas panorámicas desde la parte superior una vez que te hayas registrado.

El castillo también alberga exposiciones sobre la historia de la ciudad. Debes pagar una pequeña tarifa de entrada (150 yenes, o 1,5 dólares), pero el resto del parque es gratis para el público.

10. Festín de fruta

Ya sea que quieras probar la dura recolección de frutas o simplemente queras comer unas cuantas del supermercado, sin duda se recomienda una experiencia que tenga que ver con naranjas en Wakayama.

La prefectura es un reino autoproclamado de frutas y produce una de las mejores variedades de naranjas del mundo.

Arida, bautizada con el nombre de su zona de cultivo, son mandarinas de corteza delgada que según dicen tiene el equilibrio perfecto entre dulce y amargo. Los frutos son muy deliciosos y jugosos que califican como postre en Japón.

La prefectura también tiene escasez de fresas, uvas y caquis. Y en Minabe, el productor más grande de ume (albaricoque japonés) en Japón, te puedes embriagar con el delicioso vino de ume.

La ciudad de Wakayama, la capital de la prefectura de Wakayama, está a unos 35 minutos en tren del aeropuerto de la región de Kansai y a 550 kilómetros de Tokio.

11. Practica rafting en aguas bravas... mientras que te pones de pie

Wakayama: ¿la experiencia de rafting más inusual del mundo?

¿Crees que sentarte en una balsa inflada mientras desciendes por los rápidos de aguas bravas es difícil?

No has probado la experiencia de rafting más salvaje de Japón.

El pueblo de Kitayama les ofrece a los turistas la oportunidad de navegar por las rápidas corrientes del río Kitayama en balsas de madera tradicionales.

He aquí el problema... ni siquiera te sientas.

Los usuarios se paran en fila en las largas balsas de madera robusta, agarrándose solo de los mangos de metal/madera que se elevan desde la base de las balsas.

El deporte de aventura fue inspirado en la industria maderera tradicional de Japón, en el que la madera cortada es ensamblada para crear balsas y luego son enviadas al río... un método de transporte utilizado por más de 600 años.

¿Juego? La temporada de rafting se extiende de mayo a septiembre, pero puedes reservar a partir del 1 de abril. Los días y horarios varían según el mes.