(CNN) - Un video de vigilancia de un hotel en Beijing captó una escena aterradora el domingo por la noche.

Un hombre sigue a una joven mujer china desde un ascensor hasta su habitación del hotel en el cuarto piso. Mientras ella busca sus llaves, él la toma por detrás, la lanza al piso y trata de ahorcarla.

Un miembro del personal del hotel se acerca al hombre pero, a pesar de que la mujer grita pidiendo ayuda, no trata de detener el ataque.

El presunto atacante entonces marca un número en su teléfono celular aparentemente para pedir respaldo. Más de tres minutos pasan mientras ellos luchan antes de que una huésped del hotel interviene y la mujer corre a un lugar seguro.

Gracias a que el video se volvió viral capturaron al sospechoso. La Oficina de Seguridad Pública de Beijing anunció el viernes que un hombre de 24 años fue detenido el jueves en la noche por agresión a intento de secuestro. Las autoridades lo detuvieron en Xuchang, a 750 kilómetros al sur de la capital china, donde ocurrió el incidente el domingo en la noche,

El arresto podría significar algo de alivio para la víctima, pero no calmará el furioso debate sobre la violencia en contra de las mujeres, el papel de los espectadores y lo que algunos creen es el sexismo que está incrustado en la burocracia china.

'Lloraba y le suplicaba que me liberara'  

La mujer se identificó como Wanwan_2016 en Weibo, el equivalente a Twitter de China, y dijo que ella pensaba que los espectadores creyeron que era una pelea entre una pareja.

"Me sentí perpleja en ese momento. Todo lo que podía hacer era seguir llorando y suplicarle que me liberara", dijo, de acuerdo con Xinhua, la agencia oficial de noticias de China.

La mujer afirmó en una detallada versión en Weibo que cuando ella llamó a la policía local, le dijeron que el caso no estaba bajo la administración de esa estación.

En una declaración, el Hotel Beijing Wangjing 798 Heyi, se disculpó con la mujer y dijo que fallaron en manejar el incidente de manera eficiente. Dijeron que trataron de contactar a la mujer una vez se enteraron del incidente.

Un portavoz del hotel le dijo a CNN que el hotel no tenía comentarios más allá de la declaración.

La policía de Beijing no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios, pero una investigación policial sobre el incidente está en curso, de acuerdo con la difusora estatal CCTV.

La mujer no dijo cómo obtuvo el vídeo, el cual la mostraba viendo imágenes de vigilancia del ataque.

'Vergüenza colectiva'  

Feng Yuan, un defensor de víctimas de violencia doméstica, dijo que muchos en la sociedad de China, dominada por hombres, asumían que la violencia en una relación íntima era un asunto privado... a pesar de una nueva ley sobre violencia doméstica que entró en vigor en marzo.

"Es comprensible que los espectadores no quisieran intervenir para protegerse a sí mismos, pero esto no significa que ellos deberían ignorar lo que estaba ocurriendo; ellos podrían intentar formas más inteligentes de llamar a la policía o llamar la atención".

Gran parte de la conversación en línea se enfocó en cómo las mujeres podrían evitar ser agredidas.

"Si estuvieras en problemas en un hotel, haz lo que puedas por dañar las instalaciones o destruir puertas del hotel", dijo una persona en un comentario, según Xinhua.

"En ese caso, el personal en el hotel no permitirá que los criminales te saquen de ahí. Al mismo tiempo, di en voz alta que no conoces al hombre y pide ayuda a gritos".

Pero otros se preguntaron si la responsabilidad realmente caía sobre una mujer para impedir ser atacada.

"Cuando las mujeres son agredidas en público o secuestradas y nadie interviene, y la policía se niega a tomar el caso, solo para depender de las redes sociales a fin de confirmar la justicia, vivimos en una situación de vergüenza colectiva", dijo Qin Liwen, un comentarista y experiodista.