Un video podría ofrecer una pista sobre lo que llevó a la muerte a tiros del exjugador de los Saints de Nueva Orleans.

(CNN) - ¿Por qué fue asesinado el jugador Will Smith?

Esa es la pregunta que se avecina tres días después de que el antiguo jugador de la NFL fuera asesinado por un disparo en una calle de Nueva Orleans.

Un video tomado por una cámara de seguridad y dado a conocer por la televisora local WVUE, afiliada de CNN, podría ofrecer una pista sobre lo que llevó a la muerte a tiros del exjugador de los Saints de Nueva Orleans el pasado sábado por la noche.

El video muestra a una camioneta Mercedes detrás de un Hummer, hasta que el último vehículo se detiene de manera abrupta. El Mercedes lo hace también rápidamente, posiblemente golpeando al otro vehículo por detrás. Ambos vehículos se observan detenidos brevemente hasta que el Hummer comienza a moverse. El Mercedes, en tanto, rodea al Hummer y se aleja.

A una corta distancia y poco tiempo después, de acuerdo con la policía, ocurrió un altercado entre Smith, quien se encontraba en un Mercedes G63, y Cardell Hayes, quien se encontraba en una Hummer H2. Esta vez fue el Mercedes el que fue impactado por alcance, según la policía.

Pero Hayes no se alejó y Smith terminó muerto.

'Seis disparos en el pecho'

En comentarios transmitidos por la filial WDSU de CNN, el abogado de Hayes, John Fuller, insistió en que su cliente no fue el agresor en el altercado mortal. Fuller dijo que el mismo Hayes había sido la víctima de un golpe y fuga y estaba tratando de distinguir la placa del vehículo que había golpeado su Hummer.

Luego vino el altercado entre Smith –quien, no mucho antes, había estado disfrutando de una noche de diversión con su esposa y sus amigos– y Hayes. Intercambiaron palabras y hubo disparos. Una persona llamó al 911 para informar, según el audio recibido: "hay un hombre abatido con seis heridas de bala en el pecho". Eso se refería a Smith, su esposa recibió un disparo en la pierna derecha.

La policía llegó cuatro minutos después.

Ellos encontraron el cuerpo de Smith "en medio de la calle, parcialmente dentro de su vehículo, con múltiples heridas de disparos en su cuerpo", decía el informe policial. "Murió en la escena".

Cardell Hayes está acusado de asesinato en segundo grado.

Hayes estaba allí también. El hecho de que él no se haya ido –y, más aún, que él haya llamado al 911 esa noche y que se haya asegurado de retener a un testigo que salía de la escena– es significativo, según su abogado.

"Ahora, dime tú si ese es el comportamiento que concuerda con algún animal suelto en busca de sangre", dijo Fuller. "Sus acciones son totalmente concordantes con alguien que está ayudando con la investigación policial".

Ira y tristeza en Nueva Orleans

El lugar donde yacía el cuerpo ensangrentado de Smith, cerca del cruce entre Sophie Wright Place y Felicity Street, ha pasado de ser el escenario de un crimen a un lugar conmemorativo.

Hay globos, flores y otros recuerdos. Uno es una camisa del alma mater de Smith, la Universidad Estatal de Ohio. Muchos artículos más hablan sobre sus nueve temporadas como ala defensiva de los Saints, tiempo durante el cual ayudó a la franquicia a ganar su primer Super Bowl. Él fue seleccionado para el Pro Bowl en 2006.

La violencia por armas no es nueva en Nueva Orleans. Esto es algo de lo que Smith, por sí mismo, se dio cuenta hace unos cuantos años tras un despliegue de 20 asesinatos en 26 días en la ciudad.

"¡Por favor pónganle fin a la violencia!", tuiteó.

Ese mismo mensaje está entre los carteles que ahora forman parte del memorial de Smith. Y su antiguo entrenador, Sean Payton, ha hecho eco de esto y ha dicho que el hecho de que "todo el mundo necesite un arma" es algo "demente".

"Odio las armas", le dijo el entrenador principal de los Saints a USA Today. "Personalmente me inclino a la derecha en algunos temas, pero en este asunto, no puedo hacer que mi cerebro lo entienda".

Sus sentimientos se acentúan por su relación personal con Smith, quien fue su capitán defensivo como el líder del vestidor durante mucho tiempo. El hecho de que sus tres hijos, William, Lisa Mya y Wynter Chase, crecerán ahora sin su padre lo hace sentirse aún más triste.

"Lamentamos la pérdida de un gran amigo y compañero de equipo, Will Smith", tuiteó el mariscal de campo de Nueva Orleans, Drew Brees, quien, al igual que Smith, fue parte del escuadrón post-Katrina que ganó el Super Bowl 44 en 2010. "Es una tragedia sin ningún sentido".