(CNN Español) - Los papeles de Panamá vuelven a ser noticia y esta vez, según el diario francés Le Monde, involucran el nombre de una organización mundialmente reconocida por su trabajo humanitario. Además, según ese medio, hay un enlace entre estos papeles y la investigación de la llamada "ruta K" de presunto lavado de dinero que se sigue en Argentina.

Según el diario francés Le Monde, el bufete de abogados panameño Mossack Fonseca utilizó el nombre de la Cruz Roja Internacional para ocultar las identidades de los dueños de más de 500 empresas en paraísos fiscales.

Según los documentos a los que accedió Le Monde, que serían parte de los llamados Papeles de Panamá y que CNN no ha podido corroborar de manera independiente, el bufete le ofrecía a sus clientes formar parte de dos fundaciones que tenían de beneficiaria a la Cruz Roja.

Esto pudo realizarse, porque aprovechando la reputación de una ONG reconocida, se pueden esconder los verdaderos propietarios de los bienes dado que este tipo de organizaciones no tienen accionistas.

Según explica Le Monde, bajo la legislación de Panamá una organización como la Cruz Roja puede ser utilizada como beneficiaria sin enterarse.

Es decir, la Cruz Roja Internacional nunca supo que se utilizaba su nombre para este tipo de operaciones.

CNN contactó a Mossack Fonseca para preguntar sobre esa presunta práctica, pero todavía no ha obtenido respuesta.

El bufete siempre ha defendido la legalidad de sus operaciones y se ha desvinculado de lo que sus clientes hicieran de manera independiente.

Según Le Monde, bajo una de esas fundaciones se encuentran dos empresas vinculadas a la investigación de lavado de dinero que sigue adelante la Justicia argentina contra el empresario Lázaro Báez.

Báez es un excontratista de la familia Kirchner y en la misma causa se ha pedido que declare la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Es importante aclarar que ni Báez, que se ha declarado inocente y dice que puede explicar el origen lícito de sus fondos, ni Fernández enfrentan cargos hasta el momento.

Los abogados de Cristina Fernández dijeron que van a hacer comentarios sobre esta nueva publicación, pero cuando estalló el escándalo de los Papeles de Panamá la familia Kirchner negó cualquier tipo de participación en las maniobras allí denunciadas.

Por otra parte, Ramón Fonseca, uno de los socios fundadores del bufete Mossack Fonseca, dijo a CNN que la presidenta Fernández "jamás ha sido clienta suya ni directa ni indirectamente".

La Cruz Roja Internacional, por su parte, emitió un comunicado en el que sostiene que "si estas denuncias resultaran ser fundadas, ello sería motivo de grave preocupación para la Institución y condenaría tal abuso enérgicamente" y que "no vacilará en tomar las medidas necesarias para proteger a su personal, su reputación y sus actividades humanitarias mundiales"