Mira aquí toda la información sobre el estudio de votantes latinos de CUNY y CNN en Español

(CNN Español) - "Parece que voy a tener que trabajar hasta los 75", dice la residente de Nueva York Virginia Berríos, de 63 años. "La seguridad social no es suficiente para sobrevivir. Conozco a personas que se han jubilado y no es suficiente para pagar un apartamento, la comida, la ropa o las necesidades básicas".

Lee lo más destacado del informe 4 de estudio de votantes latino

La vida después de la jubilación es algo que preocupa a la población mayor con frecuencia, especialmente durante una temporada de elecciones, dice Berríos, que trabaja como coordinadora de los servicios de alto nivel de una organización comunitaria.

"Nuestra salud es muy importante. Muchas personas no tienen ningún plan de salud ni cobertura, y están muriendo por eso", agrega Berríos. "Quiero escuchar a los políticos hablar más sobre nuestros ahorros de jubilación, sobre la atención de salud, el empleo, el salario mínimo, las cosas que afectan a nuestra generación".

Es por eso que votar ha sido siempre una prioridad para Berríos, quien dejó Puerto Rico hace 6 años para instalarse en Nueva York.

"Es importante que votemos y elijamos a las personas que se supone que nos ayudarán, que hablarán en nuestro nombre en la Cámara de Representantes, y aún el presidente".

Reunidos en un centro de jubilados locales, Josie Cruz, de 72 años, está de acuerdo con Berríos. "Cuando votamos, votamos por nosotros para nuestros servicios. Quiero que nos ayuden, que ayuden a la gente, ayuden a los centros y que nos ayuden para todo lo que vivimos nosotros, las personas mayores ".

Y garantizar el bienestar los llamados años dorados es uno de los principales problemas que impulsa a esta generación de votantes latinos a las urnas, un grupo que tiende a votar con más frecuencia y en mayor número que sus contrapartes más jóvenes.

Mira aquí los informes de CUNY del estudio sobre votantes latinos

En un análisis de las elecciones de 2012, por ejemplo, realizado por el Centro de estudios latinoamericanos, caribeños y latinos (CLACLS por sus siglas en inglés) del Centro de postgrado de la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY), encontró que sólo el 34% de los latinos elegibles en el país entre las edades de 18 y 24 años de hecho votaron, comparado con el 61% de las personas que lo hicieron con edades entre 65 y 74 años.

"El voto de personas mayores es muy importante porque son los que realmente van a votar, no importa qué", dice María Alejandro, directora de servicios para personas mayores de varios centros de la tercera edad en la comunidad hispana en gran parte del este de Harlem. "Ellos se preocupan por los problemas, están interesados en la posición de un político sobre esos temas. Es importante para ellos".

Las personas mayores son una población muy comprometida, dice Alejandro, y asegura que sin duda han hecho un impacto en Nueva York. De acuerdo con el informe de CUNY, los votantes hispanos —que en 2014 representaron cerca del 14% del electorado del estado, se registraron y votaron con tasas ligeramente superiores que quellos en otras partes del país durante las dos últimas elecciones presidenciales. Más del 50% del electorado latino de Nueva York votó en 2008 y 2012 en comparación con el promedio nacional de 48%. Y de acuerdo con el informe, esto se debe en parte a la creciente población latina en envejecimiento del estado.

Mientras que el número de votantes latinos de Nueva York bajo la edad de 24 años se mantuvo relativamente estable entre 1990 y 2014, el número de los mayores de 45 aumentó de alrededor del 34% de la población a cerca de 43% durante el mismo período.

"Ahora, con la generación del baby boom, personas que se están convirtiendo en personas mayores, son quienes conocen la importancia de programas como la Seguridad Social, la asistencia de salud, los planes de pensiones. Son los realmente interesados en asegurarse de que van a ser capaces de vivir durante los próximos 20 a 30 años y saben que tener a alguien en cargos públicos que realmente pueda representarlos va a ser importante", explica Alejandro, quien añade que los miembros de la comunidad de personas mayores también entienden que tener el derecho al voto representó en algún momento una lucha. "Eran parte del movimiento de derechos civiles así que saben muy bien el sacrificio que se hizo para que todos pudieran tener ese derecho."

"El voto es un privilegio", dice de 80 años de jubilados Peter Tushgin. "Debemos votar todos de un modo u otro. No importa por quién voten, simplemente todos debemos votar".

Las personas mayores también dicen que tienen necesidades que son más inmediatas que las de las generaciones más jóvenes.

"Ellos quieren saber quién va a cuidar de ellos, cómo van a mantenerse saludables, dónde van a vivir, qué tipo de vivienda y asistencia nutricional está disponible para ellos, cómo van a pagar sus cuentas. Estas son cosas cuyas respuestas no pueden esperar", dice Alejandro, y les da este consejo a los candidatos presidenciales: "Creo que estos aspirantes deben escuchar a la comunidad de edad avanzada".

Cualquiera de los aspirantes que espere asegurarse el voto latino debe prestar atención a este consejo, ya que parece claro que hacer que su voz sea escuchada en las urnas es algo que esta generación no da por sentado.