(CNN) - Un estudio que mide el grado de decoloración de los corales en la icónica de Gran Barrera de Coral de Australia determinó que el problema de algunos arrecifes del norte es “extremo”.

Casi el 93% de los 2.300 kilómetros de arrecife sufre de un alto nivel de decoloración, según un reporte del ARC Centro de Excelencia para los estudios de Arrecife de Coral. Este fenómeno ocurre cuando las algas, que viven dentro de los corales y les dan su característico color, son expulsadas ya sea debido al incremento de la temperatura del mar o eventos extremos en el clima.

“El blanqueamiento es extremo en los 1.000 kilómetros al norte de la región de Port Douglas y hacia arriba hasta el Estrecho de Torres entre Australia y Papúa Guinea”, dijo Andrew Baird del Centro ARC.

“En algunos arrecifes, es probable que el número total de muertes supere el 90%. Cuando el blanqueamiento es así de severo, afecta a casi todas las especies de coral, incluyendo a las viejos y lentos corales que crecen lentamente y que una vez se pierdan tomará décadas volver a recuperarlos”.

‘Como 10 ciclones’

El profesor Terry Hughes, que convocó la fuerza de trabajo nacional de blanqueamiento de coral, comparó la extensión actual del blanqueo en el arrecife del norte como si "10 ciclones hubieran llegado a la Tierra al mismo tiempo”.

El estudio midió 900 de los arrecifes individuales que construyen la Gran Barrera de Coral desde el aire hasta debajo del agua, dejando una fotografía del daño extendido y variado a lo largo de la barrera.

La peor etapa del blanqueamiento está en el tercio norte del arrecife, que es uno de los sitios más importantes de turismo en el país. De los arrecifes medidos en este sector, el 81% fue caracterizado como “severamente blanco”.

“Trágicamente esta es la parte más remota del arrecife y su lejanía lo ha protegido mucho de las presiones humanas, pero no del cambio climático”, dijo Baird.

La mitad de los corales están muertos

“El norte de Port Douglas hemos medido un promedio de cerca del 50% de mortalidad en corales blanqueados. En algunos arrecifes, la cifra final de muertos excede el 90%”, agregó Baird.

El grado de blanqueo disminuye gradualmente hacia el extremo sur del arrecife, con sólo 1% del sector sur, aproximadamente un tercio del arrecife, clasificado como severamente blanqueado. Sin embargo, aún en esta área que no ha sido afectada relativamente, se considera que sólo un cuarto de los arrecifes no han sido blanqueados.

El turismo de arrecife genera un ingreso anual de 3,9 millones de dólares, dice el reporte, y emplea a cerca de 70.000 personas.

El fenómeno de El Niño ha jugado un importante papel en el blanqueamiento de corales este año en la Gran Barrera, así como en Hawái y Fiji. El Niño es caracterizado por calentar las aguas del Océano Pacífico por encima del promedio y en los años en que se presenta este fenómeno se dan los peores blanqueamientos en arrecifes de Coral en áreas del Pacífico.

El blanqueamiento de corales “es el impacto más extendido y visible del cambio climático”, según el Panel Intergubernamental de Cambio Climático de las Naciones Unidas.

Eventos como estos en la Gran Barrera de Coral son eventos producidos por el cambio climático que los científicos han predicho y temido.

La Gran Barrera de Coral ha experimentado “dos eventos de blanqueamiento en décadas recientes”, en 1998 y 2002. El blanqueamiento durante esos veranos, sin embargo, son pequeños comparados con el descubrimiento de este año.

Durante 1998 y 2002, el 42% y 54% de arrecifes fueron afectados por el blanqueamiento respectivamente.