La construcción del NSC, al lado del reactor 4, comenzó a finales de 2010 y se espera que esté terminado a finales de 2017.

(CNN) - Al lado de un reactor nuclear en ruinas destruido por una explosión hace 30 años, un proyecto sin precedente en la historia moderna de la ingeniería está siendo construido.

Cuando esté completado, el Nuevo Confinamiento Seguro (NSC, por sus siglas en inglés), será el objeto movible más grande construido en tierra, de acuerdo con el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (EBRD, por sus siglas en inglés).

Cuando una explosión ocurrió en el reactor 4 de Chernóbil el 26 de abril de 1986, cerca de Prípiat, Ucrania, más de 30 personas murieron e incontables han muerto desde entonces por la radiación, de acuerdo con la Agencia Internacional de Energía Atómica y la Organización Mundial de la Salud. El gobierno de Ucrania evacuó a unas 135.000 personas del área y la zona de exclusión de 30 kilómetros seguiría inhabitable por décadas.

En los meses posteriores al accidente, un sarcófago fue construido para cubrir el reactor 4 y contener el material radioactivo. Sin embargo, se ha deteriorado, lo que ha resultado en fugas de radiación.

La construcción del NSC, al lado del reactor 4, comenzó a finales de 2010 y se espera que esté terminado a finales de 2017. Cuando esté completado, el NSC se elevará 109 metros en el aire y será lo suficientemente alto como para albergar a la Estatua de la Libertad. Tendrá una longitud de más de 164 metros, una anchura de 290 metros y una vida útil de al menos 100 años. Toda la escturura pesará más de 30.000 toneladas, de acuerdo con el EBRD.

Cuando el NSC esté completado, será empujado sobre el reactor dañado. La estructura en forma de arco está diseñada para prevenir la emisión de material contaminado del actual sarcófago y también para proteger la estructura de impactos externos, como tornados o tormentas eléctricas extremas.

Vince Novak, el director de seguridad nuclear del EBRD, calificó al desastre del Chernóbil como "el peor accidente que ha ocurrido en la historia nuclear".

"Esto es más que un cobertizo", continuó Novak. "También es un taller. Tiene de proveer un ambiente en el cual las personas puedan realizar actividades de manejo de residuos por un periodo de probablemente 100 años".

Un proyecto de esta magnitud requiere mucha ayuda financiera y cooperación de todo el mundo. El Fondo de Protección de Chernóbil fue abierto por el EBRD en 1997 y más de 40 países y organizaciones han donado un total de 1.700 millones de dólares.

El contrato para este proyecto sin precedentes fue adjudicado al consorcio Novarka, liderado por las compañías de construcción francesas Bouygues y Vinci.

El consorcio está trabajando con subcontratistas locales y otras entidades de todo el mundo para obtener los materiales para completar el proyecto. Por ejemplo, el arco está hecho de elementos prefabricados en Italia y transportados al sitio en Ucrania. Las grúas fueron fabricadas en Estados Unidos y enviadas al lugar, de acuerdo con EBRD.

El arco será equipado con grúas y otro equipo para desmantelar el reactor dañado y realizar tareas de manejo de residuos, antes de que sea puesto sobre el reactor 4.

Poniendo las cosas en su lugar

La fecha prevista para poner el arco en su posición final es noviembre de 2016, y las operaciones de sellado estarán completas un año después. Esta es una tarea única en la que más de 35.000 toneladas serán empujadas cerca de 300 metros sobre un sistema de rieles por 116 gatos hidráulicos controlados de forma remota. La operación, realizada a una velocidad de 16 kilómetros por hora, será completada en dos días.

Esta operación requerirá de 33 horas de operaciones ininterrumpidas. Al igual que en un lanzamiento espacial, el proceso para realizar la transportación debe de realizarse durante una ventana meteorológica de 72 horas. El tiempo adicional asegura el suficiente margen para contingencias.

La seguridad de los trabajadores es una prioridad

Construir un arco cerca de una fuga nuclear tiene sus desafíos.

Antes de que comenzara la construcción del NSC, los trabajadores ayudaron a descontaminar el área removiendo la capa de suelo más superficial, además de potencial material radioactivo que hubiese sido dejado en el lugar. Luego se puso una capa de concreto sobre un área grande y se erigió una barda cercas del sarcófago.

Durante las horas de mayor actividad laboral, cerca de 1.200 empleados de 27 naciones están al mismo tiempo en el lugar. Para asegurar de que están a salvo de la exposición a radiación, se monitorean los niveles radioactivos de forma exhaustiva.  Una toma dental de rayos X expone a alguien a alrededor de 0,014 mSV. Un trabajador en el NSC es expuesto a una radiación de 0,0075 mSv por hora.

Una nueva y moderna instalación para 1.430 trabajadores fue construida en el lugar y ofrece ayuda médica y protección contra la radiación. También hay una ambulancia, en caso de emergencias. Además, el Fondo de Protección de Chernóbil tiene instalaciones de entrenamiento, de monitoreo de radiación y equipo médico así como un programa de examen médico para los trabajadores, de acuerdo con el EBRD.

Hasta ahora no ha habido un solo caso de exposición a la radiación por encima de los límites, según el EBRD.