(CNN) -  Las autoridades de defensa de Noruega están investigando cómo uno de sus aviones de combate disparó contra una torre de control durante ejercicios sobre una isla en la costa oeste del país este mes, algo que en todo caso tiene precedentes.

Los F-16 de la Fuerza Aérea Real de Noruega estaban practicando ataques sobre blancos simulados en la isla de Tarvaen la mañana del 13 de abril cuando un disparo de cañón d uno de los cazas impactó una torre de control, por poco impactando a tres personas dentro, dijo el mayor Stian Roen a CNN.

Ninguno de los tres, a quien describió como personas que estaban "controlando los blancos", resultó herido. "Estamos agradecidos por eso", dijo Roen.

Los F-16 están armados con un arma Gatling de 20 mm capaz de disparar 6.000 rondas por minuto.

Autoridades noruegas no dijeron cuántas rondas impactaron la torre. Dijeron que los disparos fueron de "balas frías" usadas solo para entrenamiento y que no tenían explosivos.

Roen dijo que una comisión de seis personas liderada por un piloto de F-16 ha sido designada para investigar.

Si el precedente sirve de guía, la investigación tomará mucho tiempo. Un incidente similar en 2009 —un F16 que disparó contra la misma torre— está aún bajo investigación, dijo Roen.