(CNNEspañol) - Miles de mujeres salieron a las calles de las principales ciudades de México para manifestarse en contra de la violencia de género. Cansadas de aguantar el maltrato en su contra, salieron a gritar ‘Vivas nos queremos’.

Ese fue el grito de protesta con el que convocaron a una multitud de mujeres a través de redes sociales para condenar el asesinato de una joven de 16 años que, según información de la Procuraduría del estado de Chiapas, fue hallada sin vida en las inmediaciones de un predio rústico en el municipio de Pijijiapan. El crimen fue calificado por las propias autoridades como feminicidio.

Este caso específico y otros tres que se registraron en México esa misma semana fueron el detonante para impulsar esta protesta, una de las movilizaciones más grandes que se han visto en los últimos años, que poco a poco fue creciendo en número y este domingo convocó a miles de personas en más de 20 ciudades del país.

Esta manifestación buscaba llamar la atención sobre la problemática que viven las mujeres en México, pues según un informe de feminicidios de ONU Mujeres, entre 1985 y 2010 el acumulado de defunciones femeninas por presunto homicidio fue de 36.606 en todo México.

Sólo en el Estado de México, entre 2011 y 2013 se registraron 840 asesinatos, según cifras del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio.

En el año 2010, cada día murieron 6,4 mujeres víctimas presuntamente de feminicidio, de acuerdo con la ONU que recogió información de la Comisión Especial para el seguimiento de los Feminicidios y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, INEGI.

(Fuente: ONU Mujeres 2012)

(Fuente: ONU Mujeres 2012)

“Esta cifra puede pasar desapercibida en un país con tantas muertes por narcotráfico”, dice Diane Limón, quien fue responsable del primer mensaje en redes sociales sociales para concentrar esta multitudinaria manifestación. “De 10 mujeres asesinadas, 7 son asesinadas por alguien que las conocía”.

“Esta movilización se hizo para rechazar desde el primer eslabón de violencia contra la mujer como es el acoso callejero, hasta los feminicidios, la mayor brutalidad que se despliega en contra de nosotras”, agrega.

A pesar de que en México es feminicidio está catalogado como un delito —la legislación establece una pena de prisión entre 40 y 60 años—, según Limón la ley es laxa y no protege a las mujeres como debería.

“La justicia es débil y aplican la ley sin perspectiva. No sirve de nada aplicar una ley pero no aplicarla bien”, concluye.

Con esta marcha se quiso denunciar la estructura desigual que convierte a las mujeres en “las víctimas perfectas” de la violencia en su contra. Por eso las organizadoras de estas manifestación esperan seguir adelantando acciones para evitar que más mujeres sean víctimas de este tipo de violencia.