Un pesado vehículo blindado a punto de salir del aeropuerto de Ciudad Juárez, Chihuahua, para trasladar a "El Chapo" al CEFERESO número 9. (Crédito: CNN en Español).

(CNN Español) - El Centro de Readaptación social Número 9, en la fronteriza Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua, se ha convertido en una verdadera fortaleza desde la llegada este sábado del narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán.

Efectivos del Ejército, junto con la policía vigilan, los alrededores de la prisión, además de estar asignados al control de la entrada de la cárcel.

El domingo, arribó al lugar un convoy formado por patrullas y camiones blindados, con el objetivo de reforzar la seguridad en las afueras del penal donde permanece Guzmán Loera.

De acuerdo con la Secretaria de Gobernación, el traslado a Chihuahua se debió por distintas obras que se realizan en el penal de El Altiplano, en el Estado de México, para reforzar su seguridad.

En esa cárcel había sido recluido después de ser recapturado el pasado 8 de enero en la ciudad de Los Mochis, Sinaloa, y de esa misma prisión se había fugado el 11 de julio de 2015 a través de un túnel de más de un kilómetro que conectaba su celda con una casa a medio construir.

El gobernador de Chihuahua, César Duarte, dijo el domingo que el traslado de El Chapo a ese estado no representa ningún riesgo, y añadió que la medida habla bien del sistema penitenciario en esa entidad.

"es un reconocimiento a los avances sólidos en materia de seguridad que tiene el estado", dijo Duarte.

El sábado la Secretaría de Gobernación señaló a través de un comunicado señaló que el traslado de Guzmán Loera fue oportunamente comunicado a los distintos jueces de amparo y en materia de procesos penales para l a continuación debida de las causas que se le siguen.

Gobernación dijo que como parte de la estrategia de seguridad -implementada de septiembre pasado a la fecha- se han rotado a más de 7.400 internos en todo el país.

En enero pasado, el presidente Enrique Peña Nieto dijo que su gobierno trabaja para agilizar el proceso y así entregar a El Chapo lo más pronto posible a Estados Unidos, que ha solicitado la extradición de Guzmán Loera para afrontar acusaciones de tráfico de drogas y lavado de dinero.

El pasado 2 de marzo, uno de los abogados de El Chapo, José Rufino Rodríguez Núñez, dijo que su defendido le había pedido acelerar el proceso de extradición a Estados Unidos debido a que -señaló, no soportaba las condiciones de su encarcelamiento en el penal de El Altiplano.

Las autoridades, sin embargo, rechazaron que Guzmán Loera fuera maltratado.