(CNN) - Los tres periodistas españoles que desaparecieron en julio pasado en el norte de la ciudad siria de Aleppo regresaron a España, según un comunicado difundido por el gobierno español.

Antonio Pampliega, José Manuel López y Ángel Sastre llegaron el domingo a la base aérea de Torrejón de Ardoz, en Madrid, en un vuelo procedente de Turquía. Estuvieron secuestrados en Siria desde julio de 2015.

El presidente del gobierno en funciones, Mariano Rajoy, envió un mensaje de bienvenida en Twitter.

Aleppo está asediada por diversos frentes: grupos extremistas como el Frente al-Nusra, afiliado a al Qaeda, otras milicias anti-gobierno e ISIS, que también se esconde en la periferia de la ciudad devastada.

Los tres entraron en Siria desde el sur de Turquía el 10 de julio y tres días después no se volvió a saber de ellos.

En ese momento, el diario El País informó que las fuentes gubernamentales se negaron a asumir que los periodistas habían sido secuestrados, pero reconoció que había indicios de secuestro.

Los tres hombres –miembros de Reporteros Sin Fronteras- son periodistas independientes y reporteros de guerra experimentados, y habían cubierto conflictos en terreno antes.

Sastre trabajó para la ahora extinta filial española de CNN, CNN +. y apareció en CNN en Español para informar sobre la propagación de ISIS.

Siria sigue siendo uno de los países más peligrosos para los periodistas. El japonés Jumpei Yasuda desapareció después de cruzar la frontera entre Turquía y Siria. No se ha vuelto a saber él desde el 23 de junio.

Euan McKirdy, Bijan Hosseini y Miguel Ondarreta contribuyeron con este reporte.