(CNN Español) - La confrontación política entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición sigue al rojo vivo. Los señalamientos de una y otra parte continúan ante la falta de avance en el diálogo exploratorio del fin de semana en República Dominicana.

Un intento de dialogo liderado por varios expresidentes dio paso a nuevas controversias sobre el inicio de la validación de firmas que piden un referendo revocatorio del presidente Maduro y sobre la participación en el diálogo del líder opositor Carlos Vecchio, coordinador político del partido Voluntad Popular —el mismo del encarcelado Leopoldo López—, pues el gobierno dice tiene cuentas pendientes con la justicia.

Sobre Vecchio, el alcalde de Caracas y miembro del comité de verificación de firmas, Jorge Rodríguez, dijo que el oficialismo no está "objetando a ningún representante que venga por parte de la Mesa de la Unidad Democrática o por parte de los partidos que proviene de la derecha venezolana, solamente señalamos que si esa persona tiene cuentas con la justicia venezolana y es prófugo de la justicia primero tiene que responder a esas cuentas con la justicia venezolana".

Por su parte dos veces candidato presidencial por la oposición y gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, afirmó que no hay nada oculto ni tras bastidores, a su juicio el diálogo obligatoriamente pasa por fijar fecha para un referendo revocatorio contra el presidente Maduro. "Al Gobierno lo único que le interesa en este momento es tiempo. Ellos lo único que quieren es que siga pasando el tiempo, lo único que les interesa es mantenerse en el poder", dijo Capriles.

Este tipo de acusaciones mutuas sigue calentando el debate político dos días después de que los  expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero de España, Leonel Fernández de República Dominicana y Martín Torrijos de Panamá intentaran promover el diálogo entre ambos sectores en el encuentro. Los exmandatario se reunieron por separado con los mediadores.

El diputado opositor Luis Florido dijo a Patricia Janiot que para lograr la reinstitucionalización es necesario que el gobierno "busque un diálogo verdadero" y que la oposición no acepta la impugnación de Carlos Vecchio. Afirma que "en Venezuela están comprados todos los números de la rifa que lleva a un golpe de Estado".

Los voceros de gobierno y de la oposición no se vieron las caras en República Dominicana el pasado sábado, según el comunicado de la Unión de Naciones Suramericanas suscrito por los expresidentes.

De parte del Gobierno reiteran que no habrá referendo en 2016 y denuncian que la recolección de firmas para convocar al revocatorio está llena de irregularidades.

La oposición venezolana consignó el 2 de mayo más de 1,8 millones de firmas ante el poder electoral para solicitar la activación del referendo revocatorio, un paso para el que se requiere el visto bueno del 1 % del padrón electoral, unas 196.000 personas.

Con información de Osmary Hernández