Representantes del Partido Verde durante el debate para la aprobación del Acto Legislativo por la Paz. (Crédito: Cortesía / Ministerio del Interior)

(CNNEspañol) - El Congreso de Colombia aprobó el Acto Legislativo por la Paz, una reforma a la Constitución con la que se le otorgan poderes especiales al presidente Juan Manuel Santos para que expida decretos con los que se busca "brindar seguridad y estabilidad jurídica" a los acuerdos finales que se pacten en La Habana, Cuba, entre el gobierno de Colombia y las FARC que ya cumplen 3 años en curso.

Este acto se aprobó tras un acalorado debate en la Cámara de Representantes este primero de junio y le da facultades especiales por seis meses al presidente Juan Manuel Santos para que expida "decretos con fuerza de ley que faciliten y aseguren la implementación y desarrollo normativo del Acuerdo Final”, según dio a conocer el Congreso de Colombia.

Este proyecto no es definitivo pues aún debe pasar por conciliación en el Senado –trámite que se llevará a cabo la próxima semana– y que la Corte Constitucional lo revise, que se firme el acuerdo de paz en La Habana y se refrende el plebiscito para que este Acto Legislativo entre en vigor.

Estas facultades a partir de la entrada en vigencia a través de una refrendación popular del acuerdo final, que aún no tiene fecha.

La modificación de la Constitución de Colombia busca blindar lo que se acuerde en los diálogos de paz de La Habana de forma que sea cumplido y no pueda ser cambiado pues todo lo que se implemente tendrá grado de constitucionalidad y una reforma a estos acuerdos deberá pasar nuevamente por el Congreso para su modificación.

Con la aprobación en último debate del Acto Legislativo para la Paz las iniciativas legislativas relacionadas con la paz tendrán un trámite preferencial: absoluta prelación para ser discutidas y se tramitarán en un menor tiempo que de costumbre. Además, todos los proyectos y de acto legislativo podrán tramitarse en sesiones extraordinarias.

El presidente no podrá expedir actos legislativos, leyes estatutarias, leyes orgánicas, leyes que necesitan mayorías calificada o absoluta para su aprobación, ni podrá decretar impuestos, según lo aprobado este miércoles.

En los más de tres años de negociaciones en la mesa de diálogos en La Habana entre negociadores del gobierno de Santos y representantes de las FARC se han alcanzado acuerdos definitivos en los puntos de desarrollo rural integral,  participación en política de guerrilleros presos, erradicación de cultivos ilícitos, marco para el acuerdo de justicia transicional y reparación y verdad a las víctimas.

Vea: [Línea de tiempo] Cronología del proceso de paz con las FARC

Aún falta llegar a acuerdo sobre la terminación del conflicto, que incluye los temas de entrega de armas y del posible plebiscito de paz.

Sobre el blindaje jurídico de los acuerdos en la Habana, el senador y expresidente Álvaro Uribe, uno de los principales opositores de los diálogos de paz, pidió una vez más a los colombianos no refrendar los acuerdos de La Habana a través del plebiscito.

“Yo tengo que aprovechar para decirles a los colombianos que votar por el plebiscito es votar por la impunidad, votar por el plebiscito es votar por las parteras de nuevas violencias”, dijo Uribe este miércoles en el Congreso.

Algunos opositores de los diálogos de paz rechazaron la aprobación de este acuerdo, entre ellos el procurador General de Colombia, Alejandro Ordóñez, quien dijo que “el proyecto de acto legislativo sigue siendo una maniobra para defraudar Constitución”.

El senador Ernesto Macías y el representante a la cámara Álvaro Hernán Prada, ambos del partido de oposición Centro Democrático, también se refirieron a este acto legislativo.