(CNN Español) - Alexander Guerra, un niño de 12 años con linfoma de Hodgkin, murió este jueves en Caracas, VenezuelaSu familia le había relatado a CNN en días pasados el viacrucis que tenían que sufrir para poder conseguir los medicamentos para su tratamiento de quimioterapia.

"Se nos fue Alexander, sufrió mucho mi hijo. Él siempre decía que tuviera fe en Dios, que él no nos defraudaría y que conseguiríamos el dinero para su sanación", dice Yoleida Valero al recordar los últimos momentos junto a su hijo.

El menor falleció este jueves a las 3:00 a.m. hora local debido al cáncer agresivo que deterioró su salud hasta un punto crítico.

Hace más de un año, desde que empezó a luchar contra el cáncer, el mismo Alexander pedía medicina a través de las redes sociales. Su madre, abogada de profesión, vendió todo y dejó su trabajo para viajar desde Maracay y buscar ayuda en Caracas para su hijo.

La ayuda fue llegando a cuentagotas gracias a los usuarios de las redes sociales, pero la salud de Alexander no mejoraba. Había que practicarle un trasplante de médula en el exterior, pero el menor no estaba en buenas condiciones.

Alexander Guerra de 12 años batallaba desde hace más de un año contra el Linfoma de Hodking.

Alexander Guerra de 12 años batallaba desde hace más de un año contra el linfoma de Hodking.

"Con la escasez de medicamento, la enfermedad ha ido avanzando en vez de detenerse; ha ido avanzando, ha atacado más su cuerpo; ha hecho más metástasis en sus órganos y no es culpa ni de los médicos ni de los hospitales, es que en realidad los medicamentos no los hay...", le dijo la madre a CNN la semana pasada.

"Lo primero que deberían hacerle a Alexander es extirparle el vaso: aquí no se puede hacer porque da temor hasta con los quirófanos que no están bien preparados para un paciente como él. Y si llega a pasar algo no hay plaquetas, no hay sangre, entonces se moriría...si no se hubiesen tardado tanto en atacar la enfermedad... porque cuando yo llegué aquí me dijeron que era curable", añadió.

"Él fue un niño muy fuerte", cuenta la hematóloga de Hospital Militar de Caracas, Adriana Bello. "Le conocí en enero con un cáncer muy agresivo. Luego de exámenes pensamos en la posibilidad de un traslado a un centro médico fuera del país en donde tuvieran más recursos para su atención. Uno de los factores que influyó en el deterioro de la salud de Alex fue la inconstancia en el suministro de tratamiento", afirma.

Sus quimioterapias eran cada 15 días pero lamentablemente muchas de ellas no se pudieron realizar. Las redes sociales que manejaba el propio niño hasta días antes de su deceso ayudaron a la familia Guerra a conseguir parte de la ayuda.

Para su madre el drama aún no termina, pues aún sin poder recuperarse de la muerte del tercero de sus tres hijos debe ahora conseguir el dinero para poder trasladar el cuerpo a la ciudad de Maracay, a unos 100 kilómetros de Caracas, de donde son originarios, y darle sepultura al jovencito.

Venezuela enfrenta una grave escasez de medicinas que, según la Cámara Farmacéutica, se ubica en 85 %. Sin embargo, el gobierno venezolano afirma que el problema se sobredimensiona y la escasez es producto de una guerra económica que enfrenta la administración Nicolás Maduro. Añaden que se están tomando medidas como, el arribo al país —el pasado sábado— de 96 toneladas de medicinas provenientes de China.