(CNN) - La leyenda del boxeo Muhammad Ali será enterrado el viernes, una semana después de su muerte a los 74 años. Ali había estado luchando públicamente contra la enfermedad de Parkinson desde hace más de tres décadas, por lo que fue una sorpresa para muchos que la causa oficial de la muerte, de acuerdo con el portavoz de la familia Bob Gunnell, fuera "shock séptico debido a causas naturales no especificadas."

"La sepsis es una respuesta abrumadora —y que amenaza la vida— del cuerpo a una infección, que puede conducir a daños en los tejidos, insuficiencia orgánica y muerte", según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC por sus siglas en inglés).

"Un vínculo directo entre el Parkinson y la sepsis es un enlace extenso. Sin embargo, hay varias características del Parkinson —especialmente más tarde en el curso de la enfermedad— que puede poner a un paciente en mayor riesgo de [desarrollar] una infección, que puede entrar en el torrente sanguíneo y causar una sepsis", dijo el Dr. Michael S. Okun, director médico nacional de la Fundación Nacional de Parkinson de EE.UU.
Los pacientes de Parkinson tienen un mayor riesgo cuando son hospitalizadas porque la enfermedad "puede configurar un escenario que disminuye el umbral para contraer una infección y hace más difícil eliminarla", dijo Okun, que es también el presidente de neurología de la Universidad de Florida.

El origen de la infección de Ali no ha sido revelado, pero los CDC hacen hincapié en que una infección que comienza en cualquier parte del cuerpo puede conducir a sepsis, incluso si es sólo una infección menor al principio. La agencia dice que hay más de un millón de casos documentados de sepsis cada año en Estados Unidos, entre ellos más de un cuarto de millón de muertes.

Según los CDC, el número de casos de sepsis está en aumento en Estados Unidos debido a que la población está envejeciendo; a que las personas padecen más enfermedades crónicas; a que las personas están sometiéndose cada vez más a procedimientos invasivos, a fármacos inmunosupresores, a quimioterapia y a transplante de órganos; y debido a la creciente resistencia a los antibióticos. También hay aumento en la conciencia y el monitoreo a la sepsis.

Cualquier persona puede contraer sepsis por una infección, pero los CDC dicen que el riesgo es mayor en:
— Las personas con sistemas inmunes debilitados.
— Los bebés y niños muy pequeños.
— Personas de edad avanzada.
— Las personas con enfermedades crónicas, como la diabetes, el sida, el cáncer y la enfermedad renal o hepática.
— Las personas que sufren de quemaduras graves o heridas.

"Muchos médicos consideran la sepsis como un síndrome de tres etapas, comenzando con sepsis y progresando a sepsis severa y a shock séptico", de acuerdo con la Clínica Mayo. "El objetivo es tratar la sepsis durante su etapa temprana, antes de que sea más peligrosa".

Si crees que tienes una infección o sepsis, los CDC recomienda que llames a tu médico o vayas a la sala de emergencias de inmediato. Los médicos diagnostican la sepsis mediante la evaluación de los signos vitales, en busca de alta temperatura corporal, aumento del ritmo cardíaco y aumento de frecuencia respiratoria. Muchos de los síntomas de la sepsis, sin embargo, como la fiebre y la dificultad para respirar— son las mismas que en otras condiciones, por lo que es difícil de diagnosticar desde el principio.

"Si vas te sigues sintiendo mal o no mejoras en los días después de la cirugía, pregunta a tu médico acerca de la sepsis", dicen los CDC. "La sepsis es una complicación común de las personas hospitalizadas por otras razones".

Los informes iniciales de la enfermedad de Ali, por ejemplo, dijeron de que estuvo en el hospital sólo un día antes de su muerte para ser tratado de un "problema respiratorio", según el portavoz de la familia.

Okun dice que la enfermedad de Parkinson es la más compleja en la medicina clínica, porque tiene muchos síntomas y una amplia variedad de tratamientos. "Físicamente, un paciente puede experimentar temblores, rigidez, lentitud y arrastre los pies", dijo. "Las condiciones no motoras incluyen problemas de depresión, ansiedad y problemas para dormir, solo por nombrar unos pocos. Múltiples estudios muestran que las características más discapacitantes son las características no motoras".

"Una vez que tienes una infección en el sistema, hace que sea más difícil para los pacientes de Parkinson vivir", dijo Okun. "Es más difícil caminar, los temblores empeoran, pero es raro que mueran de sepsis".
Okun anima a los pacientes de Parkinson y a sus familias a evitar hospitalizaciones siempre que sea posible, optando en su lugar por un tratamiento ambulatorio. Por supuesto, eso no va a ser factible en todos los casos, por ejemplo cuando un paciente presenta un problema respiratorio o una neumonía. En el caso de Ali, Okun dice que la "sepsis no fue causada por la hospitalización; ocurrió como resultado de una infección".

Para todos los pacientes, con y sin Parkinson —y sin duda hay mucho más sin— "un tratamiento temprano y agresivo aumenta las posibilidades de sobrevivir a la sepsis", de acuerdo con la Clínica Mayo. Ese tratamiento podría incluir medicamentos como antibióticos, administración de oxígeno o líquidos por vía intravenosa, o ser puesto en diálisis. En algunos casos extremos, incluso la cirugía puede ser necesaria para eliminar una infección.

Cuando se trata de prevenir la sepsis, los CDC recomiendan vacunarse contra la gripe, la neumonía y otras infecciones que pueden llevar a la sepsis. También dicen que las personas pueden prevenir las infecciones que llevan a la sepsis a través de la limpieza de raspaduras y heridas, y tener prácticas de buena higiene, como el baño regular y el lavado de las manos.

Carma Hassan y Joe Sutton contribuyeron a este informe.