El representante demócrata Alan Grayson, cuyo distrito cubre el lugar donde fue el ataque, llamó a las dos cámaras del Congreso a "prohibir los rifles de asalto de forma permanente".

(CNN) - Los demócratas en el Senado reimpulsarán tan pronto como esta semana otro voto sobre una legislación que prevendría que las personas que estén en la lista de vigilancia de terroristas compre armas, uniéndose así a  Hillary Clinton en buscar aprovechar el momento en el debate sobre las restricciones de armas, a pesar de que es casi imposible que sea aprobada en la cámara bajo el control republicano.

El lunes por separado, el líder de uno de los principales grupos a favor del control de armas dio que no buscarán que se prohíba la comercialización de rifles de asalto similares o del tipo AR-15 como el usado en la masacre en Orlando porque su principal prioridad ahora es pasar la legislación para impedir que personas investigadas compren armas y actualizar la ley sobre investigación de antecedentes, que entró en vigor en 1993.

La iniciativa en el senado ocurre luego del ataque a tiros en el club Pulse de Orlando que dejó 49 muertos y decenas de heridos. No está claro, sin embargo, que esa restricción hubiese impedido que Omar Mateen comprara las armas que usó en el ataque debido a que él no estaba bajo vigilancia.

La misma legislación, escrita por la senadora Dianne Feinstein, demócrata de California, falló hace siete meses en el senado. Los republicanos argumentaron que mucha gente podría terminar por error en la lista de personas bajo vigilancia y que no quieren que esas personas pierdan su derecho constitucional a portar armas debido a un problema burocrático.

En una llamada telefónica con reporteros, el senador Chuck Schumer de Nueva York y otros demócratas dijeron que aunque están interesados en que se aprueben otras medidas de control, como verificaciones universales de antecedentes y una prohibición de armas de salto, quieren enfocarse por lo pronto en prevenir que los presuntos terroristas ejerzan sus derechos de comprar armas.

Los republicanos, en tanto, apuntaron a una contrapropuesta del senador John Cornyn que tuvo más votos que la legislación patrocinada por Feinstein, aunque tampoco obtuvo los 60 votos necesarios para su aprobación. Esa propuesta establecería tres días de espera para comprar un arma por parte de alguien que esté bajo investigación, pero también daría a los fiscales la habilidad de llevar el caso a una corte para mantener la prohibición de forma permanente para dicha persona.

Al hablar desde Cleveland, Clinton dijo que apoya el bloquear la compra de armas para los que están siendo investigados por el FBI y que también apoya el prohibir la venta de armas de asalto.

"Si el FBI te está vigilando por presuntos vínculos terroristas, no debes poder ir por un arma", dijo la virtual candidata presidencial demócrata. "Y no debes poder explotar lagunas y evadir las verificaciones de antecedentes al comprar algo en internet o en una feria de armas".

El representante demócrata Alan Grayson, cuyo distrito cubre el lugar donde fue el ataque, llamó a las dos cámaras del Congreso a "prohibir los rifles de asalto de forma permanente".

Grayson está haciendo campaña para reemplazar al senador republicano Marco Rubio.

Los demócratas en la Cámara de Representantes planean llamar a una acción inmediata el martes.