(CNN) - ISIS, quizás el grupo terrorista más temido del mundo, tiene una corta historia hasta un hombre que fue un líder de una pandilla en prisión, que dejó la escuela cuando estaba en preparatoria y que presuntamente fue un proxeneta adolescente.

Su nombre: Abu Musab al-Zarqawi.

Zarqawi era "similar a Hitler" e "increíblemente brutal", dice el general Mike Flynn, un exdirector retirado de la Agencia de Inteligencia de Defensa.

"Él era un dictador con un plan" dijo Flynn en la serie de CNN "Declassified". Su plan era matar a tantas personas que no habían visto la vida como él la había visto y cambiar la cara y la naturaleza del Medio Oriente, y francamente del mundo islámico".

En los 10 años desde la violenta muerte de Zarqawi, ISIS ha reunido suficiente apoyo y armas para tomar control de territorio que va desde el norte de Siria hasta el centro de Iraq.

También controla áreas en otras naciones y se ha adjudicado la responsabilidad por recientes ataques que han matado a cientos de personas en el Medio Oriente y Europa.

ISIS destruye antigüedades invaluables, retiene a esclavos y usa el internet para reclutar a mujeres jóvenes y yihadistas de todo el mundo.

Y todo eso lleva a Zarqawi, el hombre que tomó su nombre del pueblo donde nació en 1966: Zarqa, Jordania.

Proxeneta, contrabandista y matón

Zarqawi presuntamente abandonó los estudios cuando se encontraba en la preparatoria y se ganó la reputación de un proxeneta, contrabandista y matón, de acuerdo con más de un biógrafo.

A la edad de 23 años, pasó tiempo en Afganistán y regresó a Jordania, donde fue encarcelado en 1993 por acciones contra el gobierno y posesión de armas ilegales.

La vida en prisión llevó a Zarqawi a otro nivel.

En ese lugar, aprendió el Coran y usó su carisma para reclutar prisioneros para la yihad islámica. Una amnistía real en 1999 liberó a Zarqawi y le permitió regresar a Afganistán para reunirse con Osama bin Laden. Los dos terroristas, presuntamente, no se agradaron el uno al otro desde el principio.

Para 2003, él ya estaba de vuelta en Iraq. Zarqawi dirigió una implacable campaña de tres años de ataques coordinados contra blancos iraquíes y estadounidenses. Él llamó a su grupo Al Qaeda en Iraq. Un ataque aéreo de Estados Unidos mató a Zarkawi en 2006.

Luego de eso, los terroristas que terminaron liderando ISIS tomaron lo que Zarqawi dejó.

Aquí están cinco cosas que hicieron infame a Zarqawi y que lo vinculan con ISIS:

1. Él es visto como el padrino de ISIS.

El sueño de Zarqawi sobre crear un estado islámico se ha vuelto realidad, dice Flynn. "Cuando veo lo que estamos enfrentando ahora, veo a Zarqawi sobre todo este campo de batalla. Zarqawi es el padre del estado islámico".

"El creó algo más grande que una pequeña organización terrorista", dice el general retirado del Ejército de EE.UU. Stanley McChrystal, quien fue uno de los principales comandantes durante el conflicto en Iraq. "Él creó un movimiento".

Es también importante, dice McChrystal, que Zarqawi convenció a gente que se podría lograr un estado islámico.

2. Las tácticas de Zarqawi eran extremas, inclusive para bin Laden

El autor intelectual del 11-S no estaba de acuerdo con la estrategia de Zarqawi de matar a sus similares musulmanes. "Lo que él estaba intentando hacer era crear una guerra civil entre sunitas y chiitas", dice McChrystal. La lucha entre las dos facciones creó problemas para la coalición liderada por Estados Unidos.

En la actualidad, ISIS continúa con esas tácticas de atacar a musulmanes que no siguen su interpretación del Islam. En marzo, un hombre con un cinturón con explosivos entró a un estadio lleno de familias a unos 50 kilómetros al sur de Bagdad y se hizo estallar, matando a 25 personas y dejando heridas a 90. ISIS se adjudicó la responsabilidad.

"Lo que estamos viendo que ISIS está haciendo es escalar lo que vimos con al-Zarqawi, atacando en su mayoría a musulmanes", dice Amanda Rogers, investigadora de la Universidad Estatal de Georgia.

3. Zarqawi cambió casi por si mismo el curso del conflicto en Iraq

"El fue la persona que de pronto entendió que podíamos perder en Iraq", dice McChrystal.

En 2004, en Falluja, generales estadounidenses vieron que la guerra tuvo un cambio fuerte de exsoldados de Saddam Hussein a combatientes extranjeros que eran leales a Zarqawi.

La primera batalla de Falluja comenzó como una respuesta militar al brutal asesinato de cuatro contratistas cuyos cuerpos mutilados fueron colgados de un puente y pronto se convirtió en un asedio, dice McChrystal.

Para cuando los aviones de combate decidieron hacer una pausa y reagruparse, 27 miitares estadounidenses habían muerto. Cuando las fuerzas de la coalición regresaron siete meses después, lucharon la batalla militar más sangrienta desde Vietnam.

Vayamos ahora a enero de 2014.

Falluja fue la primera ciudad iraquí capturada por ISIS, que usó como un área desde donde se envió atacantes suicidas a la vecina Bagdad. La lucha entre fuerzas de ISIS y de Iraq por la ciudad se recrudeció nuevamente este verano.

4. Al igual que ISIS, él decapitó a prisioneros y publicó videos

Zarqawi conmocionó al mundo con una serie de secuestros y decapitaciones, que luego fueron publicados en línea, dando crédito a Zarqawi o a su grupo.

Comenzó con el secuestro y asesinato del contratista estadounidense Nicholas Berg en mayo de 2004. La práctica bárbara fue continuada por ISIS, más notoriamente por el terrorista apodado Jihadi John. Él murió en enero pasado en un ataque de un avión no tripulado en Raqqa, Siria, la capital de facto de ISIS.

5. Estados Unidos hizo a Zarqawi una celebridad mundial

Antes de 2003, no se conocía mucho a Zarqawi. Pero durante las semanas previas a la invasión de Estados Unidos, el secretario de Estado Collin Powell intentó ganar apoyo durante un discuso en la ONU diciendo varias veces que Zarqawi era un vínculo clave entre Osama bin Laden y el régimen de Saddam Hussein.

La invasión ocurrió alrededor de un mes después luego del discurso.

La veracidad del vínculo entre Saddam y Zarqawi siempre ha estado en disputa. Sam Faddis, un exoficial de operaciones de la CIA, dijo al programa Frontline de PBS que nunca se encontró una indicación de que Zarqawi estuviera en Bagdad trabajando para Saddam o vinculado a él.

¿Sería el mundo distinto si el nombre de Zarqawi nunca hubiese sido mencionado durante la presentación en la ONU? ¿Se hubiese desarrollado de forma distinta el conflicto en Iraq? ¿Habría nacido ISIS?

Nunca lo sabremos.