(Crédito: Mike Hewitt/Getty Images)

(CNNEspañol) - La Comisión Europea ordenó a siete clubes de fútbol españoles devolver hasta 78 millones de dólares por haberse beneficiado “injustamente” frente a otros equipos de ese país, hecho que supone una "falta a las normas sobre ayudas estatales de la Unión Europea", según informó esa institución en un comunicado este lunes.

El Real Madrid, el FC Barcelona, el Valencia, el Athletic Bilbao, el Atlético Osasuna, el Elche y el Hércules deberán devolver a España los importes de la ayuda económica que les concedió el Estado ya que violan las normas de la competencia de la Unión Europea al favorecer a un participante del mercado en detrimento del otro, dijo la Comisión Europea.

Es decir, con esos préstamos de España se fomentó la competencia desleal en una actividad comercial como el fútbol, según la Comisión Europea.

“Utilizar el dinero de los contribuyentes para financiar a clubes de fútbol profesional puede falsear la competencia. El fútbol profesional es una actividad comercial en la que está en juego mucho dinero. Los fondos públicos deben cumplir las normas de competencia leal y, en el presente caso, las subvenciones investigadas no las cumplieron”, aseguró en un comunicado Margrethe Vestager, comisaria responsable de la Competencia de la Comisión Europea.

Según el comunicado de esa institución las normas de la Unión Europea sobre ayudas estatales evitan “protegen la igualdad de condiciones para la mayoría de los clubes profesionales que deben actuar sin subvenciones”.

Clubes “sin ánimo de lucro”

La Comisión Europea estableció que España trató al Real Madrid, al FC Barcelona, al Athletic de Bilbao y al Atlético Osasuna como entidades sin ánimo de lucro y por lo tanto pagaron impuestos un 5% más baratos a lo que paga una sociedad anónima en España, que es el tipo de entidad que son los clubes de fútbol.

El Athletic de Bilbao dijo en un comunicado que a pesar de lo dicho por la Comisión Europea sobre su razón social, la institución sí es una asociación deportiva sin ánimo de lucro que ha pagado y liquidado todas sus obligaciones tributarias.

El club añadió que “no existen cantidades a recuperar por la Administración por impuestos no abonados, por lo que la decisión no tiene efectos sobre la liquidación de impuestos anteriores a la misma”.

Esos cuatro clubes se beneficiaron de esa medida durante 20 años, según la Comisión, por lo que cada uno de ellos deberá devolver hasta 5,5 millones de dólares a las autoridades españolas, según lo establezca la justicia en cada caso particular. Aquí se recolectaría una cantidad de hasta 22 millones de dólares.

Por otra parte la Comisión cita una investigación de hechos ocurridos en 1998 cuando el Ayuntamiento de Madrid debió ceder unos terrenos al Real Madrid. Como la transacción nunca se llevó a cabo, se acordó compensar esa situación y el club obtuvo terrenos avaluados en 25,3 millones de dólares. Según las autoridades europeas, el club obtuvo una ventaja de 20,5 millones de dólares que ahora debe devolver.

El Real Madrid rechazó a través de un comunicado la decisión de las autoridades europeas y aseguró que el convenio tuvo como finalidad esencial que el Ayuntamiento compensara de la forma más beneficiosa para sí mismo, por lo que “recurrirá ante los tribunales de Justicia de la Unión Europea en la confianza de que tales resoluciones serán revocadas”.

La Comisión también estableció que las ayudas económicas proporcionadas por el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) al Valencia, el Hércules y el Elche —que se encontraban en dificultades financieras entre el 2009 y el 2013— les permitió a esos equipos tener condiciones más favorables frente a otros clubes que no fueron apoyados por el Estado y por lo tanto deberán devolver una millonaria suma de esta manera:

En el caso del Valencia, 22,7 millones de dólares; el Hércules, 6,8 millones de dólares; y el Elche, 4,1 millones de dólares.

El Valencia dijo en un comunicado que analizará el contenido de tal decisión una vez le sea informada y aseguró que “se reserva el derecho de recurrir ante el Tribunal General de la Unión Europea” con sede en Luxemburgo para apelar la decisión.

Los otros equipos involucrados en esta decisión no han emitido una comunicación sobre la decisión del Comisión Europea.

La decisión de la Comisión Europea sobre los clubes españoles se da el mismo día en que esa institución concluyó que las medidas de apoyo de las autoridades de Países Bajos a cinco clubes de fútbol están en línea con los reglamentos de la Unión Europea.