Theresa May se convertirá en primera ministra el miércoles por la noche, hora de Londres.

LONDRES (CNN) - Está a punto de convertirse en la próxima primera ministra del Reino Unido, pero a Theresa May no la juzgan por su ambición política: algunos la califican más por su gusto en la moda.

La mujer de 59 años tiene más de 30 años de experiencia en la política y ha ocupado varios cargos, pero desde que se convirtió en la virtual próxima líder, los medios se han enfocado más en su forma de vestir que en sus habilidades.

El día en que el primer ministro David Cameron anunció que May tomaría su puesto, el diario The Sun publicó una portada centrada en sus zapatos de leopardo con el titular "Heel, boys", y a muchos no les impresionó.

Un usuario reaccionó: "La portada del Sun es bastante sexista. ¿Por qué enfocarse en la ropa y el calzado de una mujer?

Muchos argumentaron que los hombres raras veces ven sus gustos de moda mostrados en los medios, y uno de ellos tuiteó: "No recuerdo una portada sobre el calzado de Cameron".

The Mirror también tuvo una portada similar, de "La pasión de Theresa May por la moda le dará un toque de glamour a la política" a "Theresa May: la hija de un vicario en zapatillas con tacón de aguja que será nuestra primera ministra".

Uno podría pensar que hemos viajado en el tiempo a la década de 1950, con perfiles sobre su vida hogareña, de ser la hija de un vicario a alguien que disfruta cocinar y tomar té Earl Grey.

De acuerdo con Google Trends, en los últimos siete días, también aumentaron las búsquedas como: "El calzado de Theresa May" y "Moda de Theresa May". Ambas se han incrementado más del 100%.

No es la primera vez que alguien apunta al sexismo en la política.

El debate en torno al referéndum sobre la Unión Europa del mes pasado estuvo dominado por los hombres. Sólo el 18% de las citas publicadas en los medios durante la campaña fueron de mujeres, de acuerdo con un análisis de la Universidad de Loughborough.

Y aunque las mujeres pueden aspirar al Parlamento desde 1918, la representación sigue siendo baja: sólo el 29% de los parlamentarios son mujeres.

May se convertirá en primera ministra el miércoles por la noche, hora de Londres.

Y aunque el cómo se viste probablemente seguirá siendo tema de conversación, pocos dentro del Partido Conservador dudan de sus habilidades políticas.

"Ella es fuerte, competente, está más que capacitada para dar el liderazgo que el país va a necesitar en los próximos años, y tiene todo mi apoyo", dijo Cameron.