Nota del editor: El profesor Gabriel Rovayo es director general de la UEES Business School en Guayaquil, Ecuador. Doctor en Administración de Empresas por la Universidad de Newport, California, y máster en Administración de Empresas por la ESPAE, ha sido consultor de importantes empresas y dicta cursos de finanzas operativas y análisis de decisiones en varios países.

(CNN Español) – Aunque ya pasó 2015, denominado el "Año del reciclaje" en Ecuador, es pertinente analizar los avances de la reutilización y la optimización de desechos en el país andino. 

El proceso ha sido lento, es cierto. Pero poner en evidencia el ejemplo de otras naciones y convencer a la comunidad de que reciclar no sólo es una práctica amigable con el ambiente, sino que, incluso, puede traducirse en dinero contante y sonante, ha sido efectivo. El esfuerzo de cambiar la mentalidad de la población ha dado frutos.

Entre 2013 y 2014, por ejemplo, se recuperaron 578.505 neumáticos y 587.299 celulares en desuso. En este escenario, hasta parece posible lograr la meta ecuatoriana de cerrar todos los botaderos a cielo abierto del país.

Las principales ciudades de Ecuador han sido las protagonistas del crecimiento del reciclaje en los hogares. Pero eso no fue lo único que sucedió. La práctica dio lugar a una nueva forma de sustento de muchos de los habitantes menos favorecidos. Los gobiernos autónomos descentralizados de las urbes ecuatorianas fomentaron la creación de centros de gestión ambiental en los que se organizaron espacios de reciclaje. Estos trabajan con pequeños emprendedores que hicieron de la recolección organizada y el reciclaje una manera de mantener sus hogares.

Actualmente 20.000 familias viven del reciclaje en Ecuador, y es tal el movimiento verde que el país celebra, cada 1 de marzo y desde 2014, el Día del Reciclador.

Además, el gobierno nacional, a través del Ministerio del Ambiente, creó el proyecto “Ecuador Recicla”. El programa, que nació para propiciar el cuidado del ambiente y mejorar las condiciones de trabajo de los recicladores de base, propone modelos de recuperación y aprovechamiento de residuos sólidos, así como también el fortalecimiento de una cultura del reciclaje en las ciudades, promoviendo un trabajo conjunto entre municipios, recicladores y ciudadanía.

Según cifras oficiales, el país genera alrededor de 245.000 toneladas de basura cada año, de las cuales 122.500 toneladas son recuperadas por los recicladores de base. Y el panorama es alentador: Ecuador ha logrado que el sector público, el privado y la sociedad civil abracen el reciclaje.

No te pierdas el especial Ecuador: el negocio del reciclaje el martes 16 a las 8:30pm ET por CNN en Español.

El panorama es alentador: Ecuador ha logrado que el sector público, el privado y la sociedad civil abracen el reciclaje

Gabriel Robayo