(CNN) - El presidente Barack Obama conmutó este miércoles 214 sentencias de presos en Estados Unidos, la cifra más alta de indultos en un solo día desde 1900, según la Casa Blanca.

Los indultos a personas que cometieron delitos relacionados con el uso indebido de drogas suman en total 562 durante la administración Obama, según Neil Eggleston, el abogado principal del presidente.

En una comunicación a través de su página de Facebook, Obama contó la historia de Sherman Chester, un hombre de Florida que “tomó malas decisiones” y fue condenado a cadena perpetua sin libertad condicional por un crimen no violento relacionado con drogas.

“Sabemos que el caso de Sherman es muy común en este país, un país que envía a la cárcel a sus ciudadanos con una tasa mucho más alta que cualquier otro”, dijo Obama en la red social.

“Pero este es un país que cree en segundas oportunidades”, continúa. “Así que nos vamos a asegurar que nuestro sistema de justicia criminal funcione para todos. Nos tenemos que asegurar que mantenga nuestras calles seguras mientras también nos aseguramos que personas como Sherman no estén relegadas a una vida marginal”.

La cifra sobrepasaría todas las conmutaciones de penas de los 9 últimos presidentes según cifras de la Casa Blanca.

De esos 567 presos perdonados hasta el momento por Obama, 197 tenían cadenas perpetuas, indicó la Casa Blanca en un comunicado en el que añadió que el presidente “continuará otorgando conmutaciones de penas adicionales hasta que dure su presidencia”.

En diciembre de 2015, la última vez que Obama dio indultos a presos de su país, el presidente concedió perdón a 95 delincuentes encarcelados por delitos relacionados con drogas.