(Crédito: GOH CHAI HIN/AFP/Getty Images)

(CNN Español) - El pesista colombiano Óscar Figueroa consiguió la medalla de oro en la categoría de 62 kg de halterofilia, la primera presea dorada de Colombia en Río 2016 y la tercera en toda su historia.

El colombiano, de 33 años sumó un total de 318 kilos: 142 kilos en arranque y 176 en el envión.

Minuto a minuto: el tercer día en los Juegos Olímpicos de Río 2016

Al recibir la medalla, Figueroa no pudo contener la emoción y lloró de alegría ante la presencia de un nutrido grupo de compatriotas que lo acompañaron en Río.

Las lágrimas de Figueroa no fueron en vano: tuvo que superar muchas pruebas para bañarse en oro olímpico: como muchos en su país, tuvo que salir del lugar donde creció desplazado por la violencia y en 2015 sufrió una hernia discal lumbar y tuvo que ser operado en enero de 2016, tan solo seis meses antes de su hazaña en Río.

Figueroa, nacido en Antioquia, ya le había dado una gloria olímpica a su país cuando ganó plata en Londres 2012 y desde ahora es el mejor pesista colombiano en la historia.

"Dijeron que estaba viejo, pero demostré que no, que con trabajo, disciplina y dedicación se pueden cumplir todas las metas", dijo tras recibir la medalla.

Figueroa sigue los pasos de María Isabel Urrutia, quien ganó oro en Sidney 2000, la primera medalla de oro de Colombia.

La otra dorada colombiana fue en Londres 2012 lograda por Mariana Pajón en BMX.

El presidente Juan Manuel Santos celebró la victoria.