(CNN Español) – Hablar del fotógrafo Fernell Franco es hablar de un ícono artístico colombiano que creció de la mano de la violencia que se vivía en la periferia de Cali.

Rodeado de artistas, escritores, poetas, cineastas y todo tipo de bohemios que buscaban romper los esquemas establecidos de la época y sobre todo, la búsqueda de una forma de expresión, optó por transformar en arte todo lo que vivía por medio de la lente de una cámara fotográfica.

Serie ‘Prostitutas’, fotomontaje. 1970-1972. (Crédito: Cartier)

Serie ‘Prostitutas’, fotomontaje. 1970-1972. (Crédito: Cartier)

Aunque Franco fue conocido por su trayectoria como fotoperiodista, fotógrafo de moda y publicidad, fue un gran experimentador e innovador con los procesos fotográficos análogos. Retrató escenas de brutalidad y violencia. Vivió de cerca el liberalismo que su padre profetizaba, junto a elementos que lo marcaron por el resto de su vida: la muerte, la angustia y la desolación.

Todas esas experiencias lo inspiraron a plasmar su visión en una serie de exposiciones que lo llevaron a varios puntos del mundo, entre ellos Italia, México, Panamá, Estados Unidos, España y Cuba.

En esta ocasión la Fondation Cartier pour l’art contemporain (Fundación Cartier para el Arte Contemporáneo), presenta en la Ciudad de México la exposición 'Fernell Franco: Cali claroscuro',  una muestra conformada por 152 obras que abarcan desde 1970 hasta 1996.

En esta ocasión se puede intimar con su trabajo personal, en donde se muestran su interés en la experimentación y su pasión por la vida cotidiana de Cali, Colombia.

Recorrer esta exposición es recorrer los pasajes de la vida del mismo Franco. Es vivir la violencia a la que se enfrentaba a diario. Es convivir de cerca con las personas que eran parte de su vida.

Serie ‘Interiores’, colección privada. 1978. (Crédito: Cartier)

Serie ‘Interiores’, colección privada. 1978. (Crédito: Cartier)

Las series fotográficas de esta muestra están conformadas por varios seriales. El más llamativo e importante es Prostitutas, que fue su primera exposición individual realizada en la década de 1970 a un grupo de trabajadoras sexuales de la zona de La Pilota. Las mismas que en un principio fueron hurañas, pero de quienes ganó su confianza hasta convertirse en su amigo tras llevarles regalos y leche para sus hijos.

Otros seriales que se pueden ver son Demoliciones y Billares, que dan cuenta de las singulares técnicas que utilizó para intervenir las imágenes por medio de la manipulación o retoque con las que trabajó.

En estas muestras captura la destrucción de la ciudad, los grandes edificios, las avenidas de cemento y la llegada del narcotráfico y cómo en un sitio como los billares, se reunían todo tipo de personalidades.

La exposición ‘Cali claroscuro’ del colombiano Fernell Franco, se podrá ver hasta el 6 de noviembre de 2016 en el Centro de la Imagen en la Ciudad de México.