Buenos Aires fue elegida como la ciudad más ‘gay friendly’ de América Latina, según los votos de 200 expertos de la industria de turismo LGBT de la región. (Crédito: EITAN ABRAMOVICH/AFP/Getty Images)

(CNNEspañol) - Cientos de líderes LGBTI reunidos la semana pasada en una conferencia internacional de negocios y turismo eligieron a Buenos Aires, Argentina, como el mejor destino en la región para esta comunidad, según informó la Cámara de Comercio Gay Lésbica de Argentina (CCGLAR) a CNN en Español.

En el evento conocido como GNetwork360 —que se celebró entre el 2 y el 5 de agosto y fue organizado por la CCGLAR— 200 líderes LGBT que representan al sector turístico desde México hasta Argentina, votaron en cinco categorías por los lugares y compañías que consideran prestan el mejor servicio 'gay friendly'.

Mejor destino para la comunidad LGBT: Buenos Aires
Mejor centro urbano: Buenos Aires
Mejor playa para la comunidad LGBT: Río de Janeiro
Mejor aerolínea para la comunidad LGBT: Delta Airlines
Mejor cadena de hoteles: Cadena Marriot

Otras ciudades

‘Buenos Aires no es tolerante. Es respetuosa’

Según Pablo De Luca, presidente de la Cámara de Comercio Gay Lésbica de Argentina, lo que llevó a Buenos Aires a ser nombrada como el mejor destino para la población LGBT es que esta ciudad es respetuosa de la diversidad sexual.

“No se habla más de tolerancia porque la tolerancia implica una situación de alguien más arriba del otro. Y aquí estamos hablando de personas que son iguales. Es una sociedad muy respetuosa y eso se percibe”, dijo De Luca a CNN en Español desde Buenos Aires.

Para Promocionar una ciudad como destino turístico, “es inevitable hablar de leyes”, según explicó De Luca, quien resaltó a Argentina como un país que reconoce ampliamente los derechos de las minorías sexuales.

En este país se reconoció el matrimonio entre personas del mismo sexo en 2010; las parejas LGBT pueden adoptar niños allí; las personas pueden solicitar el cambio de género en el documento de identidad y más recientemente, en 2015, la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires aprobó una ley en la que se establece que el 1% de los cargos públicos deben ser ocupados por travestis, transexuales y transgénero —que reúnan las condiciones de idoneidad para dichos cargos— “con el fin de promover la igualdad real de oportunidades en el empleo público”.

“Argentina ofrece seguridad y respeto, que es lo primero que busca cualquier pareja LGBT cuando elige viajar”, dice De Luca.

Una ciudad sin ‘guettos’

Más allá de los derechos humanos, Buenos Aires se presenta como una ciudad muy atractiva, no solamente para la comunidad homosexual y transgénero. La gastronomía —uno de los principales focos por los que la gente visita la capital argentina—, el entretenimiento, la noche porteña y la oferta cultural en general es muy amplia, según explicó Pablo De Luca.

Una de las características de esta ciudad es que las personas de la comunidad LGBT “están en todo lado” y no aisladas en focos o ‘guettos’ —como dice el presidente de la CCGLAR— como en otras ciudades en los que se conocen los típicos ‘barrios gays’ (Les Marais en París; Chueca, en Madrid, o Chapinero, en Bogotá). “En Argentina no hay un barrio rosa que nos represente”, dice.

En Buenos Aires es que la industria del turismo ya no se enfoca en ofrecer servicios especializados a esta comunidad, sino que pertenecen a un todo, donde es normal que una pareja de hombres pida una habitación con una cama matrimonial, o dos mujeres se den un beso en el lobby de un hotel o en la calle, dice el presidente de la CCGLAR.

“No es necesario que el hotel ponga una banderita para decir que es ‘gay friendly’. Lo que es necesario es que cuando yo utilice los servicios de cualquier empresa [en Buenos Aires] me hagan sentir como yo me siento en mi casa”, donde no se perciba el asombro de ver a una pareja del mismo sexo, explica De Luca.

El experto aseguró que entre los lugares más difíciles para las personas homosexuales se encuentran destinos como Jamaica y algunos países del Caribe, sociedades que aún son muy conservadoras.

De Luca resaltó a Bogotá, Colombia, como “una joya escondida” que la comunidad gay internacional debe descubrir por ser un destino con una de las ofertas más interesantes para el público LGBT de América Latina, a pesar de ser una sociedad aún muy conservadora.

En Buenos Aires no se habla más de tolerancia porque la tolerancia implica una situación de alguien más arriba del otro. Y aquí estamos hablando de personas iguales

Pablo De Luca, presidente de la CCGLAR