WASHINGTON (CNNMoney) - Nuestra transición para convertirnos en cíborgs oficialmente ha comenzado.

Una investigadora del MIT ha creado tatuajes que funcionan como interfaces para teléfonos inteligentes y otros dispositivos digitales. Esos tatuajes pueden recibir y enviar información, sirviendo como dispositivos vestibles que agregan un toque personal de estilo.

Los tatuajes se basan en una lámina dorada para sentir el toque de una persona, hacer funcionar un monitor y comunicarse con otros dispositivos. Los tatuajes se pueden conectar inalámbricamente con teléfonos inteligentes a través de NFC, un tipo de tecnología usada para pagos móviles en comercios y otros lugares. Los tatuajes están alimentados por una batería de polímero de litio y el cerebro de la operación es un pequeño chip de computadora.

El concepto viene de Cindy Hsin-Liu Kao, una estudiante de doctorado del Media Lab del MIT. Kao imaginó el fin del mundo de los vestibles de un solo tamaño, uno donde todos usan teléfonos inteligentes o relojes inteligentes casi idénticos.

En un video, Kao presenta tres versiones del tatuaje inteligente. El primero usa el tatuaje como un dispositivo de entrada que convierte la piel en un trackpad o controlador para ajustar el teléfono. Esto puede ser útil si quieres pausar una canción o podcast: puedes realizar el ajuste con solo tocar el tatuaje.

En el segundo, el tatuaje sirve de dispositivo de salida y muestra información como la temperatura de una persona o su estado de ánimo. Un estado de ánimo de una persona puede ser detectado por los cambios en la temperatura corporal o el ritmo cardiaco.

El tercer tatuaje es un dispositivo de comunicación. Un dispositivo digital cerca del tatuaje puede escanear información. Esto abre la puerta a tatuajes que reemplazarían un boleto de cine o un boleto de autobús.

Tal como se detalla en un documento publicado recientemente en línea, el tatuaje está compuesto de papel adhesivo, una capa aislante, una capa dorada -del tipo que a veces se encuentra en marcos de cuadros y chocolates- y recubrimiento de silicón. Kao dice que el costo para construir un prototipo es de menos de 175 dólares. El hacer un dispositivo como ese se ha hecho asequible debido a que los componentes de computadora se están volviendo más pequeños, baratos y poderosos.

Aunque los tatuajes DuoSkin son hasta ahora solo un prototipo, Kao cree que es un adelanto de lo que viene.

"Un día nos aplicaremos interfaces de piel al igual que nos aplicamos loción o maquillaje", dijo Kao.

Esta no es la primera vez que Kao ha experimentado con convertir el cuerpo humano en un controlador. En el pasado, ella convirtió una uña artificial en un trackpad.

Kao espera que los salones de uñas, los centros de tatuajes y las barberías evolucionarán para darnos vestibles personalizados.

Aunque DuoSkin está en sus primeros días, el Media Lab del MIT es conocido por demostrar tecnologías poco convencionales como parte de un esfuerzo para abrir la mente del público a posibilidades por venir. Algunos proyectos notables que emergieron el laboratorio son el esfuerzo One Laptop per Child y un predecesor de Google Street View.