(CNN) - Dos ataques contra estaciones de policía se registraron en las últimas horas en Turquía.

Tres policías murieron y alrededor de 100 personas resultaron heridas en una explosión en la estación de policía de Elazig, al este del país, este jueves por la mañana. Entre los heridos también hay civiles.

La explosión causó daños en el edificio y testigos vieron varias ambulancias abandonando el lugar de la explosión hacia el hospital.

En el otro ataque, otras tres personas murieron y 40 resultaron heridas en la explosión de un coche bomba frente a una estación de policía en la ciudad turca de Van, también al este del país, el miércoles, según la agencia estatal de noticias Anadolu.

El vicegobernador de Van, Mehmet Parlak, dijo que 38 de los heridos eran civiles, mientras que dos eran agentes de policía.

En ninguno de los dos ataques ningún grupo se atribuyó la responsabilidad, aunque las autoridades creen que el PKK está detrás.

Los enfrentamientos entre el partido de los Trabajadores del Kurdistán, o PKK, y Turquía han sido continuos desde que el proceso de paz se derrumbó en 2015.

La pasada semana un líder del PKK dijo que los "policías no vivirían tranquilos" en las estaciones.

El PKK fue el responsable de otro ataque con bomba en Ankara en febrero de 2016, dirigido contra agentes de policía fuera de servicio.