(CNNMoney) - ¡La aeronave más grande del mundo finalmente está volando!

El dirigible gigante Airlander 10 duró 20 minutos en el aire este miércoles, luego de meses de preparaciones para el vuelo y años de búsqueda de fondos. La aeronave aterrizó de manera segura en el campo aéreo de Cardington al norte de Londres.

Parte dirigible, parte helicóptero y parte avión, la aeronave de 91 metros es 15 metros más largo que el avión de pasajeros más grande del mundo.

El primer vuelo de la aeronave fue originalmente programado para el domingo, pero fue pospuesto debido a un problema técnico.

El Airlander, fabricado por la compañía británica Hybrid Air Vehicles, tiene cuatro motores y no tiene estructura interna. Mantiene su forma gracias a la presión de 38.000 metros cúbicos de helio dentro de su casco, hecho de fibra de carbono ultraligero.

Junto a la figura aerodinámica de su casco, el gas del helio más liviano que el aire genera la elevación. La extraña forma de la aeronave ha llevado a que muchos observadores la describan como un “trasero volador”.

La aeronave fue originalmente diseñada por el servicio de vigilancia del Ejército de Estados Unidos. Pero el proyecto fue puesto en tierra en 2013 por recortes en el gastos de Defensa.

La compañía británica Hybrid Air Vehicles recolectó más de 3,4 millones de libras (unos 4,4 millones de dólares) a través de dos campañas para financiar el proyecto. También recibió ayudas económicas de la Unión Europea y del gobierno de Reino Unido.

El Airlander tiene una huella de carbón significativamente más baja que otras formas de transporte y el equipo detrás de esta aeronave espera que sea usado en una amplia gama de trabajos comerciales.

Según los creadores este aparato puede llevar equipamiento u otras cargas, realizar operaciones de búsqueda y rescate o hacer trabajos de investigación comercial o militar.

El Airlander puede estar en el aire durante cinco días en caso de que esté tripulado y más de dos semanas si está vacío. Puede llevar más de 10 toneladas de carga a una velocidad de máximo 144 kilómetros por hora.

Esta aeronave no necesita una pista para despegar, lo que significa que puede ser operado desde la tierra, la nieve, el hielo, el desierto o incluso, el agua.

Barry Neild y Lauren Said-Moorhouse contribuyeron a este reporte