(CNNMoney) - La economía mexicana se contrajo por primera vez en tres años durante el segundo trimestre del 2016. A pesar de que la economía de México solo se contrajo un 0,2% respecto al trimestre anterior, cualquier caída crea conmoción para un país que muchos expertos consideran un éxito en una región turbulenta.

América Latina ha tenido tiempos difíciles en los últimos años. Brasil está en medio de una recesión histórica. Argentina se ha estancado y Venezuela está luchando con una crisis económica y humanitaria extrema, donde sus ciudadanos no tienen comida suficiente.

Pero México era un punto brillante y su economía fue creciendo.

Sin embargo, la caída de los precios del petróleo ha ralentizado el país porque México es un importante exportador de petróleo. El sector petrolero se ha contraído cerca de un 3% este año comparado con el año anterior. El gobierno mexicano ha tenido que recortar el gasto de la empresa petrolera estatal, Pemex.

En comparación con Brasil y Venezuela, México sigue en pie, según los expertos.

Sobre una base anual, la economía mexicana creció 2,5%, muy por delante de Estados Unidos, que creció alrededor del 1% en la primera mitad del año.

“México seguirá a la intemperie con bajo precio del petróleo, mejor que otros productores de energía de la región", dijo Edward Glossop, economista de mercados emergentes en Capital Economics, una firma de investigación.

México, que se basa en gran medida en el comercio con Estados Unidos, está viendo que las exportaciones se desaceleran con su vecino del norte en la medida en que el candidato republicano Donald Trump habla.

Trump promete construir un muro en la frontera, un golpe potencial a aranceles de los productos mexicanos y retirarse del TLCAN, el tratado de libre comercio entre México, Canadá y Estados Unidos.

Las autoridades mexicanas no ven viable la intención de Trump de hacer que México pague por el muro.

“No hay forma de que México pague un muro como ese”, dijo el presidente de México, Enrique Peña Nieto, durante una entrevista que hizo Fareed Zakaria de CNN en julio.

Los expertos en comercio dicen que terminar el TLC sería malo para ambas naciones. Podría ser especialmente doloroso para México, que exporta coches, ropa y comida a Estados Unidos.

Las importaciones procedentes de México a Estados Unidos han disminuido ligeramente en los últimos tres trimestres después de crecer durante años. México envió 81,000 millones de dólares en bienes y servicios a Estados Unidos a principios de este año. Eso representa una baja desde 2015, pero muy por encima de la cifra del mismo periodo de 2010, cuando solo se enviaban 58,000 millones de dólares.

La tarifa de Trump sobre México probablemente provocaría que el comercio entre los dos países se reduzca sustancialmente, afirman los expertos.

"Esto alteraría drásticamente los flujos comerciales y los puestos de trabajo que dependen de ellos en ambos lados de la frontera", aseguró Eric Farnsworth, vicepresidente del Consejo de las Américas.