(CNN Español) - Donald Trump agitó una vez más el tema inmigratorio en la campaña presidencial estadounidense. Su jefe de campaña dijo que el candidato republicano todavía no ha decidido si mantendrá su propuesta de deportar a los 11 millones de indocumentados que se encuentran en el país.

Fuentes en ese encuentro dijeron a BuzzFeed que Trump habló sobre una forma "humana y eficiente" de trabajar con los inmigrantes indocumentados que viven actualmente en el país, lo que fue descrito por BuzzFeed  como una forma de legalizar a algunos y dejar que se queden en Estados Unidos.

Eso sería un agudo contraste con un tema central de la campaña del magnate desde que lanzó sus aspiraciones presidenciales: una posición de línea dura sobre la inmigración basada en sacar del país a personas que están en Estados Unidos de forma ilegal.

"No podemos avanzar hacia una reforma migratoria sin asegurar antes la frontera", asegura Jesús Márquez, miembro del consejo asesor hispano de la campaña de Donald Trump.

Márquez dijo en entrevista con Patricia Janiot que Trump quiere conversar con los hispanos y que es Hillary Clinton quien más ha cambiado de posición sobre el tema inmigratorio.

Con información de Tal Kopan