(CNNEspañol) - La empresa de artículos deportivos Speedo retiró su patrocinio al nadador estadounidense Ryan Lochte, quien estuvo involucrado en un escándalo por un supuesto robo en Río de Janeiro.

A través de un comunicado en Twitter, Speedo dijo que como parte de la decisión donará 50.000 dólares, una porción de lo que correspondería al nadador por su contrato, a Save the Children Brasil.

“A pesar de que hemos disfrutado de una relación ganadora con Ryan [Lochte] por casi una década y él ha sido una parte importante del equipo de Speedo, no podemos aprobar su comportamiento que es contrario a los valores de esta marca”, dijo la compañía en un comunicado.

“Apreciamos sus grandes logros y esperamos que pueda seguir adelante y haya aprendido de esta experiencia”, añadió Speedo.

“Respeto la decisión de Speedo y estoy agradecido por las oportunidades que nuestra sociedad me ha traído durante años. Estoy orgulloso de los logros que hemos alcanzado juntos”, dijo Locthe a través de la firma Hiltzik Strategies en una comunicación a CNN.

La empresa Ralph Lauren también retiró su apoyo a Lochte según un comunicado en el que asegura que continúa siendo “orgullosamente el patrocinador de los equipos Olímpico y Paralímpico” de Estados Unidos y de los valores que los atletas representan.

“El acuerdo de respaldo de Ralph Lauren con Ryan Lochte fue específicamente para los Juegos Olímpicos de Río 2016 y la compañía no renovará su contrato”, dijo la organización en un comunicado.

Lochte y otros tres nadadores del equipo de natación de Estados Unidos se vieron involucrados en un escándalo en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro al haber dicho que fueron víctimas de robo a mano armada en esa ciudad, pero luego de una investigación de las autoridades, quedó demostrado que el robo no existió y que los nadadores vandalizaron un estación de servicio de la ciudad e incluso orinaron las paredes del establecimiento.

El Comité Olímpico de Estados Unidos (USOC, por sus siglas en inglés) se disculpó con la ciudad de Río. En un comunicado a los medios, el presidente del USOC Scott Blackmun dice que esta experiencia penosa ha sido distractor.

Luego de los hechos Lochte se disculpó por su comportamiento en Río de Janeiro y por “no ser más cuidadoso y sincero en cómo describí los eventos de esa mañana”.

El nadador aceptó su responsabilidad en el caso y dijo que “aprendió algunas lecciones valiosas”.