(CNN) - Un terremoto de magnitud 6,2 golpeó el centro de Italia el miércoles en la mañana, destruyendo edificios y causando la muerte de al menos 241 personas.

Los equipos de rescate trabajan contra reloj para encontrar sobrevivientes.

Más de 1.000 personas han sido desplazadas por el sismo, y la agencia de Protección Civil dijo que los residentes de Amatrice no pueden entrar en el poblado durante la noche.

Imágenes de antes y después de Amatrice, así como de Pescara del Tronto, un pueblo en la región Marche, muestra la dimensión de los daños: en algunos lugares, solo hay grandes rocas o escombros donde alguna vez hubo edificios. En otros, solo se ve el cielo.

Una iglesia afectada en Amatrice

Recatistas discuten en sus teléfonos frente a Chiesa Di Sant'Agostino, la iglesia gravemente afectada en Amatrice.

La torre del reloj se mantiene en pie

La torre del reloj en el centro de Amatrice quedó parado a las 3:36 a.m., el momento del terremoto.

La destrucción en Pescara del Tronto 

El alcalde del pueblo lo comparó con Aleppo, en Siria, según el diario il Giornale.

Escombros en Arquata del Tronto

Escombros al final de un callejón en Arquata del Tronto, otros de los lugares severamente afectados por el sismo.

Socorristas pasan por un edificio destruido

La esquina de un edificio en Arquata del Tronto cayó en la calle.

La agencia de Protección Civil dice que 184 de los 241 muertos eran residentes de Amatrice, con una población de cerca de 2.000. "Ya no hay pueblo", dijo el alcalde Sergio Pirozzi a Rai, afiliada de CNN.