(Crédito: VALERY HACHE/AFP/Getty Images)

CNN Español) - El exastro brasileño Roberto Carlos fue uno de los que participó en el sorteo de la Champions League para definir los grupos del torneo de clubes europeo que va a empezar.

El que fuera defensa estrella del Real Madrid hizo una acción que ha causado mucha conversación redes sociales: tomó una bolita, la metió de nuevo en el bombo, y luego sacó otra mientras conversaba con Giorgio Marchetti, director de competiciones de la UEFA. Impávido, tranquilo. En la segunda bola que sacó tenía el nombre del Ludodorets, de Bulgaria, que quedó en el Grupo A  con el PSG, el Arsenal y el Basilea.

El hecho tiene dos factores que han llevado a la gente a desconfiar: primero, Roberto Carlos ha trabajado este año con las categorías inferiores del Real Madrid; dos, el Real Madrid quedó en un grupo relativamente sencillo —Borussia Dortmund, Sporting Lisboa y Legia— sobre todo si se compara con los que les tocó al Barcelona (con el Manchester City) y el Atlético de Madrid (con el Bayern de Múnich).

Roberto Carlos solo ensayaba la dinámica, al parecer.

Pero los comentarios y memes en redes sociales no se hicieron esperar. Vale decir que ningún equipo ha presentado queja ante la UEFA y no hay sospechas oficiales sobre el gesto. El asunto, por lo pronto, se ha quedado en redes sociales.