(CNN) - Se creía que Philae, el pequeño robot espacial que cautivó corazones alrededor del mundo, se había perdido para siempre.

Pero científicos anunciaron encantados el domingo que el módulo de la Agencia Espacial Europea está de regreso de entre los muertos cósmicos.

Nuevas imágenes descargadas de la sonda Rosetta en órbita alrededor del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko muestran al robot Philae en medio de unas rocas. Rosetta tomó las imágenes just a tiempo, porque su misión termina en menos de un mes.

"¡LA BÚSQUEDA HA TERMINADO! Encontré a @Philae2014!!", anunció el equipo de Rosetta en Twitter.

El descubrimiento es el más reciente giro en una odisea espacial asombrosa.

En noviembre de 2014, Philae completó un aterrizaje espectacular en la superficie congelada del cometa, a pesar de que un sistema de arpones no funcionó después de su viaje de 10 años por el espacio.

El módulo rebotó sobre la superficie del cometa, y mientras personas de todo el mundo veían su progreso, ingenieros y científicos anunciaron que Philae se estaba comunicando, a unos 510 millones de kilómetros de la Tierra.

Google dedicó su página de buscador al Philae, y en vez de la segunda letra O en el logo estaba el robot con sus tres patas.

Los científicos realizaron más de 60 horas de investigación con los instrumentos de del Philae, tomando imágenes, detectando moléculas e intentando martillar la superficie inesperadamente dura del cometa.

Entre la invaluable información científica recolectada está el dramático descubrimiento de 16 compuestos orgánicos "ricos en carbono y nitrógeno", lo que da sustento a la teoría que las unidades básicas de la vida podrían haber llegado a la Tierra por cometas.

Pero luego el intrépido módulo se quedó sin energía. Sin poder obtener la energía solar para sus paneles solares, se quedó sin batería y entró en modo hibernación. Cuendo el cometa se acercó al Sol en junio y julio de 2015, el robot revivió brevemente y se comunicó de nuevo.

Cuando de nuevo se apagó, se asumió que Philae había dejado de funcionar debido al ambiente de frío extremo. El robot incluso envió un desgarrador tuit de despedida en julio.

"Es momento de decir adió. Mañana la unidad en Rosetta que se comunica conmigo será apagada por siempre".

"Desafortunadamente, la probabilidad de restablecer contacto entre Philae y nuestro equipo en el Centro de Control DLR es casi nula, y no podremos enviar comandos", anunció Stephan Ulamec, el jefe del proyecto Philae, en febrero de este año. "Sería muy sorprendente si recibiéramos una señal ahora".

Philae parecía estar condenado a estar perdido y en soledad viajando por el sistema solar.

Pero cuando se completó el análisis de las últimas fotos de la cámara Osiris de la sonda Rosetta, que fueron descargadas en la Tierra el domingo, hubo una encantadora sorpresa.

Las fotos muestran a Philae en una grieta oscura, con su estructura de un metro de ancho y dos de sus tres patas claramente visibles.

Ha habido una oleada de manifestaciones de alegría por la noticia.

"Con solo un mes faltante para el fin de la misión Rosetta, estamos muy felices de finalmente haber visto a Philae, y haberlo podido ver en tanto detalle", dijo Cecilia Tubiana, del equipo de la cámara Osiris.

Patrick Martin, jefe de la misión Rosetta, dijo: "Este notable descubrimiento se produce al final de una búsqueda larga y ciudadosa. Estábamos empezando a pensar que Philae se quedaría perdido por siempre. Es increíble que hayamos capturado esto a última hora".

Aunque no hay esperanza de revivir al robot, saber exactamente dónde quedó ayudará a los científicos a entender mejor la información durante sus tres días de operación en 2014.

Although there is no hope of reviving the lander, knowing exactly where it is resting will help scientists make better sense of the data it returned during its three days of operation back in 2014.