El USS Firebolt, un bote patrullero costero que tiene una tripulación de unas 30 personas, fue acosado por siete botes iraníes. (Crédito: U.S. Navy/ William H. Clarke)

(CNN) - Siete lanchas rápidas de ataque iraníes estuvieron involucradas en un encuentro inseguro con el USS Firebolt durante el fin de semana, durante el cual una embarcación iraní se detuvo enfrente del barco estadounidense, reveló a CNN este martes un funcionario de Defensa de Estados Unidos.

La provocadora maniobra, que este sábado puso al bote iraní a unos 90 metros del Firebolt, un bote patrullero costero que tiene una tripulación de unas 30 personas, fue calificado por Estados Unidos como inseguro y no profesional porque pudo haber causado una colisión, dijo el oficial.

Se han registrado 31 encuentros inseguros con embarcaciones iraníes en el Golfo Pérsico en lo que va del año, a diferencia de los 23 registrados durante todo el 2015.

Hace menos de dos semanas, embarcaciones de la Marina de Estados Unidos fueron acosadas en el Golfo Pérsico por embarcaciones de la Guardia Revolucionaria Iraní, que llegaron a estar a 182 metros de los navíos estadounidenses. Luego de seguir procedimientos marítimos estándares, el USS Squall realizó tres disparos de advertencia para asegurar que los iraníes entendieran que debían dejar de inmediato el área.

El general Joseph Votel, del Comando Central de Estados Unidos, calificó la semana pasada la conducta de Irán como "preocupante".

"En días recientes hemos sido testigos de más actividad provocadora de embarcaciones de la Marina y la Guardia Revolucionaria Israelí. Ese tipo de comportamiento es muy preocupante y esperamos ver que las fuerzas navales de Irán actúen de una forma más profesional", dijo.

Votel cre que el comportamiento "inseguro, no profesional" es un intento de Irán de "ejercer su influencia y autoridad en la región".