Uno de los aviones de Amazon.

(CNNMoney) - Amazon ahora tiene sus propios aviones, varios programas de televisión exitosos, un negocio masivo en la nube... y sí, todavía vende libros, juguetes y un montón de artículos en línea.

No es de extrañar que Amazon siga creciendo. Las acciones alcanzaron un nuevo máximo histórico este martes. La compañía ahora tiene un valor asombroso de 370.000 millones de dólares (mdd).

Eso pone a Amazon en un virtual empate con la empresa de Warren Buffett, Berkshire Hathaway, como la cuarta empresa más valiosa en Estados Unidos.

Solo Apple, Google y Microsoft tienen mayor valor. (Amazon superó a Facebook y a Exxon Mobil recientemente).

Buffet y Jeff Bezos, CEO de Amazon, también están empatados en la clasificación de los más ricos del mundo. Cada uno tiene un valor de más de 67.000 millones de dólares.

Así que, ¿puede seguir subiendo Amazon? La compañía ya ha desafiado las probabilidades en muchas maneras.

Las acciones de Amazon no son para los débiles de corazón. El comercio de acciones tiene una valoración de escalonamiento de más de 135 veces las estimaciones de beneficios para este año.

Esto es sustancialmente más alto que la de los minoristas tradicionales como Walmart y Target.

Pero, por supuesto, tanto Walmart como Target no están creciendo tan rápido como Amazon. Ambos están jugando a ponerse al día.

Walmart incluso compró Jet.com recientemente por más de 3.000 millones de dólares a fin de ser más competitivo con Amazon.

Amazon ha estado -la mayoría de las veces- a la altura de las circunstancias ya que ha publicado los niveles de ingresos y crecimiento de las ventas que son sustancialmente más altas que la totalidad de sus competidores.

Se espera que esto continúe. Los analistas prevén que las ventas de Amazon suban 28% este año y más de 20% en 2017. Los beneficios se espera que se disparen 360% este año y 80% el próximo.

Amazon se está expandiendo agresivamente en el mundo de entrega de comestibles, otra advertencia hacia Walmart y Target- así como para los reyes de supermercados Kroger y Whole Food y el gigante de los almacenes Costco.

Así que el mayor riesgo con Amazon pueden terminar siendo las elevadas ambiciones de Bezos. Hubo veces en el pasado en las que los inversores se decepcionaron por éxitos a corto plazo, ya que la empresa decidió invertir agresivamente en iniciativas futuras.

Su producto telefónico -un intento por ganar terreno al iPhone de Apple y los numerosos teléfonos Android- ha sido su más notable fracaso.

Sin embargo, Amazon se recuperó rápidamente en el mercado de los dispositivos. Sus altavoces inteligentes Echo, que cuentan con su asistente de voz Alexa (una especie de Siri) se ha vendido bien.

Ahora hay una posibilidad de que Amazon puede comenzar a vender coches en su sitio. Amazon lanzó recientemente un nuevo sitio llamado Amazon Vehículos, para investigar sobre coches.

Sí, las acciones de Amazon probablemente tienen que enfriarse con el tiempo. Aún así, puede ser difícil predecir el momento en el que va a pasar.

Mientras Bezos siga cumpliendo sus nobles promesas –como lo ha hecho durante casi dos décadas-– entonces el cielo, a bordo de uno de los nuevo aviones de Amazon, puede ser el límite para las acciones de la empresa en el largo plazo.