(CNN) - El pronóstico no era bueno. Los gemelos Mason y Hawk Buchmeyer llegaron al mundo hace tres semanas y poco después los médicos le advirtieron a sus padres que Hawk tenía una extraña y peligrosa enfermedad congénita conocida como hernia diafragmática congénita (CDH, por sus siglas en inglés) que afectaría el desarrollo de sus pulmones y riñones.

Días después los gemelos se hicieron mundialmente famosos cuando su madre publicó una fotografía que los mostraba abrazados. Mason parecía sonreír, y la tierna escena se volvió viral.

Millones de personas compartieron y comentaron la foto de los gemelos y los padres recibieron muestras de apoyo en su difícil camino.

Ahora los Buchmeyer están de luto.

Según anunciaron este miércoles en la página de Facebook que crearon para sus hijos, Hawk murió tras semanas de cirugías y procedimientos. El bebé murió este martes con sus padres a su lado.