El nuevo iPhone 7 Plus fue presentado este miércoles 7 de septiembre de 2016 en un evento en el Bill Graham Civic Auditorium en San Francisco, California. Crédito: JOSH EDELSON/AFP/Getty Images)

(CNNMoney) - Los británicos que quieran comprar el nuevo iPhone 7 tendrán que rascarse un poco más los bolsillos. Y todo por culpa del Brexit.

En Estados Unidos, el iPhone 7 costará lo mismo que el iPhone 6S cuando se lanzó: 649 dólares sin impuestos.

Pero el iPhone 7 más barato, el de 32GB, costará 599 libras (799 dólares) en Gran Bretaña. Eso equivale a un 11% más que el iPhone 6S, que tenía un precio de 539 libras.

Apple no respondió a las peticiones de CNNMoney en busca de una declaración al respecto. Pero la explicación obvia: la caída del 11% en el valor de la libra frente al dólar desde que Gran Bretaña votó a favor de abandonar la Unión Europea en junio.

Apple claramente no quiere que sus ganancias en dólares en Gran Bretaña caigan de la misma manera.

Los precios de otros productos Apple en Gran Bretaña, como las computadoras Mac, iPads y accesorios, también están aumentando. Apple no anunció los cambios: simplemente subió el precio en su tienda en línea.

Los compradores británicos quedaron desconcertados con la subida de precios, y muchos se quejaron en las redes sociales.

Esta no es la primera vez que Apple sube los precios en respuesta a los cambios en el valor del dólar. Por ejemplo, aumentó el precio de los iPhones en un 35% en Rusia en diciembre de 2014, poco después de que el rublo se desplomara frente al dólar.