Getty Images

(CNN) - El nadador estadounidense Ryan Lochte será suspendido durante 10 meses y no se le permitirá competir en el campeonato del mundo de 2017 tras su participación en un incidente de vandalismo durante los Juegos Olímpicos de Río, dijo al colaborador de CNN Christine Brennan una fuente con conocimiento del caso.

Eso significa que el 12 veces medallista olímpico no competirá en otro campeonato del mundo hasta el verano de 2019. Cumplirá 35 años el 3 de agosto de ese año.

En Río, Lochte dijo que él y otros tres nadadores fueron víctimas de un dramático robo al volver en taxi de una fiesta nocturna. Más tarde cambió su versión, después de que una investigación de la policía encontró que los nadadores fueron detenidos por los guardias de seguridad de una gasolinera por cometer un acto de vandalismo.

Lochte, junto con Gunnar Bentz, Jack Conger y James Feigen se habían detenido en la gasolinera para usar el baño y al encontrar la puerta cerrada, orinaron detrás del edificio, y Lochte supuestamente tiró un póster enmarcado de la pared del edificio.

El nadador se disculpó por el mal comportamiento en la gasolinera de Río, la mañana del 14 de agosto.

Los otros tres nadadores que participaron en el incidente también se enfrentan a las suspensiones, pero no tan largas como la de Lochte, dijo la fuente, que habló bajo la condición de anonimato porque la decisión no ha sido anunciado públicamente.

Se espera un anuncio conjunto del Comité Olímpico de Estados Unidos y la Federación de Natación este el jueves, dijo.