(CNN) - Un río en Rusia, en la ciudad ártica de Norilsk, se volvió de color rojo el martes, pareciéndose más a un enorme vaso sanguíneo que a un curso de agua.

Los residentes, aturdidos, compartieron fotos en internet de la extraña escena en el río Daldykan.

Las autoridades están tratando de determinar por qué el río cambió de color y evaluando posibles daños ambientales.

El agua puede haber enrojecido debido a la descarga de "un producto químico no identificado" de la planta metalúrgica de la cercana Nadezhda, dijo el  Ministerio de Recursos Naturales y Medio Ambiente ruso en un comunicado el miércoles. Si se rompió una tubería, puede que componentes contaminantes se hayan vertido al río, agregó el Ministerio.

La planta es propiedad de Norilsk Nickel, el mayor productor de níquel del mundo.

La compañía ha negado hasta ahora las afirmaciones de que el incidente en el río fue causado por un vertido desde su planta. Norilsk Nickel dijo que seguirá vigilando la situación en la zona y reducirá la producción en la planta mientras se llevan a cabo las pruebas, informó la agencia estatal de noticias rusa RIA Novosti.

Los residentes dijeron a Krasnews, un periódico local, que no es la primera vez que el río Daldykan se vuelve rojo, pero no dieron más detalles.

Como el río no está conectado al suministro público de agua, el incidente no representa una amenaza inmediata para los residentes, dijo el gobierno de la ciudad a la agencia estatal de noticias Sputnik.

Situada en el norte de Siberia, Norilsk es una zona rica en recursos naturales, está cerca de los depósitos más grandes del mundo de níquel, cobre y paladio. Como resultado, atrae a muchas empresas mineras y de fundición.

Norilsk es conocida por su fuerte contaminación, que a menudo es considerado la peor en Rusia.